Dakar

25/01/2017

Con las pilas puestas

El buggy Acciona 100% Ecopowered, desarrollado y conducido por el argentino Ariel Jaton, entró en la historia del Dakar al ser el primer vehículo eléctrico en terminar la carrera.

Durante los últimos tres años el buggy Acciona 100% Ecopowered acaparó la atención de todos en los campamentos del Dakar al ser el único vehículo eléctrico en desafiar a la prueba más dura del mundo.

Luego de los abandonos de 2015 y 2016, la máquina desarrollada por la empresa española Acciona dedicada al desarrollo de energías renovables, cumplió por primera vez con su objetivo de terminar la carrera más dura del mundo sin consumir una gota de combustible ni emitir una sola molécula de CO2. El encargado de conducir al buggy hasta la meta en Buenos Aires fue el argentino Ariel Jaton, quien también tuvo a su cargo todo el trabajo de desarrollo y construcción.

El Acciona 100% Ecopowered está repleto de tecnología. Tiene un motor eléctrico síncrono AM Racing de 250 KW (unos 340 cv), unas 15.840 baterías de altas prestaciones divididas en módulos que pueden ser cargados en 60 minutos, un panel solar y un freno regenerativo que invierte la polaridad del impulsor para generar más energía. Todos estos sistemas le permiten una autonomía de 300 kilómetros y por tal motivo se le permitió cargar las baterías en neutralizaciones especiales de una hora cada una. Para completar la carrera Jaton, que terminó 57º y último, demoró 111 horas y llegó a 81 horas del ganador francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), aunque bien vale aclarar que por el tema de la carga de energía acumuló 41 horas de penalización.

“Con un auto eléctrico no hay problemas de inyectores, de bujías, de turbo, de temperatura…",

Ariel Jaton.

 

“Con un auto eléctrico no hay problemas de inyectores, de bujías, de turbo, de temperatura… Nosotros corrimos dos veces el Rally de Marruecos y los dos últimos Dakar y no tuvimos la necesidad de tocar el motor. Las fábricas ya se están dando cuenta de esas ventajas y en poco tiempo más habrá muchas categorías de vehículos eléctricos para que cada marca pueda mostrar sus productos”, le dijo Jaton a CORSA.

Con varias terminales produciendo autos con este tipo de propulsión igual resulta llamativo que ninguna haya decidido competir en el Dakar. Sin embargo, Jaton tiene una respuesta: “No lo hacen por una cuestión de imagen porque si les va mal las repercusiones pueden ser muy negativas. En cambio Acciona, al ser una empresa de energías renovables, apuesta a este proyecto”. Y como se aprecia, la apuesta tuvo sus frutos…

PorDiego Durruty