Dakar

17/01/2017

La cuarta fue la vencida

Luego de tres abandonos consecutivos, Sam Sunderland (KTM) logró la victoria en motos y se convirtió en el primer inglés en conseguir un triunfo dakariano.

Solo once etapas en tres participaciones había completado Sam Sunderland en el Dakar hasta que llegó la edición 2017 de la exigente prueba. El inglés debutó en 2012, pero abandonó en la tercera jornada de actividad por una falla eléctrica de su moto.

En 2013 se quedó sin correr por una lesión mientras entrenaba y por eso la revancha de aquella deserción se la tomó en 2014. Aunque en realidad fue otra desilusión porque quedó al margen de la competencia al cuarto día por problemas en su máquina y tras haber logrado un triunfo parcial.

Parecía que la cosa iba a cambiar en 2015. De hecho comenzó como líder, pero otra caída en la cuarta jornada lo dejó con las ganas. Y nuevamente tuvo que esperar para volver a correr ya que se perdió la edición de 2016 por una fractura de fémur mientras practicaba.

Pero si hay algo que tiene el Dakar es que, en varias ocasiones, suele premiar a aquellos que son perseverantes. Y así fue con Sanderland, quien esta vez no tuvo problemas que le impidieran llegar al final y hacerlo en el primer puesto.

Sin el australiano Toby Price (KTM), campeón en 2016 y quien se fracturó en una caída en la cuarta etapa; y con la penalización de una hora que recibió en esa misma jornada el español Joan Barreda Bort (Honda) por cargar combustible en una zona prohibida, la figura de Sanderland se acrecentó. Tuvo su mejor momento en la quinta jornada (Tupiza-Oruro) ya que ganó la especial y se convirtió en el líder de la carrera, posición que mantuvo durante el resto de la prueba.

“Es increíble. Llevar todo el peso de la carrera sobre los hombros durante más de una semana es tremendo. Es el primer Dakar que termino y finalizo en primera posición, ¡es de locos!”, dijó Sam. “Ha sido difícil y estresante. He tenido que permanecer tranquilo y eso es lo que más me cuesta. Pero aquí estoy, lo he conseguido y no podría estar más contento. Soy el primer inglés que gana el Dakar y espero que ayude a generar un mayor interés por esta prueba en mi país”, culminó el nuevo rey de las dos ruedas.

PorDiego Durruty (enviado especial)