Turismo Carretera

08/07/2019

¿Qué te pasa Guille?

Ortelli pena por el rendimiento de su Chevrolet y está lejos de lograr su primer triunfo del año en el TC.

Si bien llegó a Posadas en el séptimo puesto del campeonato de TC, el presente de Guillermo Ortelli no es el mejor. El siete veces campeón de la popular categoría tuvo una merma en el rendimiento de su Chevrolet que es asistido por el JP Carrera, que también atiende a la Chevy de José Manuel Urcera, el puntero del torneo…

Tras ser 31º en la clasificación en Posadas la cara del piloto de Salto lo decía todo. “El equipo está trabajando a pleno, pero no le encontramos la vuelta para poder mejorar el rendimiento”, dijo Ortelli en declaraciones radiales. Al igual que Urcera, su coche tiene motores de Claudio Garófalo. Lo único que cambia es el chasis que es atendido de forma conjunta por Guillermo Kissling y Ariel Lucesoli, quien tiene a su cargo en solitario la unidad de Manu.

La performance de Guillermo en 2019 se destaca por su irregularidad. Terminó 2° en Viedma, en la apertura del certamen; fue 8° en Neuquén, 9° en Concepción del Uruguay y 21° en San Luis.

Tras la carrera puntana en la escuadra que está a cargo de Gustavo Lema decidieron el cambio de motorista, dejando los fierros de Ezequiel Giustozzi y volviendo desde Rosario a emplear los de Garófalo (ya le había entregado un impulsor en la última carrera de 2014, la despedida de los motores varilleros). Fue así que en la ciudad santafesina Ortelli fue 4º, en Rafaela, 12º; y en Termas de Río Hondo, abandonó tras un toque a José Savino (Ford). En Posadas fue 8º en su serie y 15º en la final. En el torneo ahora está octavo.   

Sin dudas, el JP Carrera deberá trabajar mucho para recuperar el nivel competitivo en el auto de Ortelli, quien aspira a entrar en la Copa de Oro y tomarse revancha de este presente complicado en el mini torneo final. 

 

PorDarío Coronel