Turismo Carretera

04/03/2019

¿El campeón se mete a boxes?

Agustín Canapino no está conforme con el rendimiento de su auto y medita varias opciones, entre ellas hacer un paréntesis.

El 2019 no comenzó del todo bien para Agustín Canapino, el vigente campeón del Turismo Carretera. En Viedma, en la apertura del presente torneo, terminó 15º luego de largar 35º y en Neuquén finalizó 17º tras partir desde el 28º cajón en un fin de semana que lo tuvo en el fondo de la clasificación.

“No me sirve estar último…”, sostuvo el arrecifeño al momento de analizar este presente, que dista mucho de sus dos temporadas anteriores en las que logró el título para sumar tres coronas en la popular categoría (también fue monarca en 2010). Según el Titán la debacle comenzó en el circuito sanjuanino de El Villicum, el año pasado. A partir de ahí el auto dejó de ser veloz en clasificación, pese a que en las finales se las arregló para sumar puntos y lograr la consagración. “Lo que menos quiero es andar último o parar. Pero hay que analizar opciones”, agregó Canapino.

Las variantes son poner en pista un auto nuevo, algo que está fuera de su presupuesto; sumarse a otra estructura o, directamente, hacer un paréntesis en su participación. “Llegamos a un límite y tenemos que hacer algo. Así no me sirve, prefiero quedarme en mi casa”, culminó Agustín, que esperaría hasta la próxima fecha del 31 de marzo en Concepción del Uruguay para definir su futuro teceísta.