Turismo Carretera

13/02/2019

Motorista suspendido

Martín Costanzo, quien trabajó con Valentín Aguirre la pasada temporada, no podrá proveer motores durante las próximas cuatro fechas. Además, fue multado con $150.000. El DTA Racing también recibió una sanción económica.

En la jornada de ayer, la Comisión Asesora y Fiscalizadora (CAF) de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) dio a conocer las primeras sanciones tras la apertura de las temporadas del Turismo Carretera y del TC Pista.

La primera recayó en el motorista Martín Costanzo, aunque no por sucesos acontecidos en el evento celebrado en Viedma, sino más bien por trabajos realizados en la pretemporada.

Quien fuera proveedor de Valentín Aguirre durante la temporada pasada, recibió una dura sanción: cuatro fechas de suspensión y una multa de $150.000. ¿El motivo? contar con árboles de levas cuyas medidas originales fueron modificadas, tal como expresa el escrito divulgado por la categoría:

“A raíz del cambio de motorista y conforme lo dispuesto por la categoría, al remitir los elementos para su medición al proveedor autorizado, Arga Tapas, para la transferencia al nuevo propietario, se estableció que los árboles de levas estaban modificadas sus medidas originales, en el círculo base, infringiendo el Reglamento Técnico en su artículo Nº 35”, sostiene el escrito.

A mediados de la temporada pasada, Aguirre y Costanzo culminaron con su vínculo. Debido a ello, se realizó una medición del impulsor provisto antes de llegar a su nuevo dueño, donde se encontraron las anomalías indicadas.

En cuanto a la sanción económica, el monto se destinará en tres partes iguales a la Fundación Favaloro y a los hospitales Gutiérrez y Garraham, mientras que en materia deportiva Costanzo podrá volver a proveer motores tras la quinta cita, a disputarse en Rosario los próximos 3, 4 y 5 de mayo.

En otro orden, si bien en la pista tuvo un buen estreno, el DTA Racing no hizo lo propio fuera de ella. El equipo liderado por Ulises Armellini recibió una multa de $20.000, “en virtud que desde el Motor Home, dominio RXI 721, del Piloto Mariano Werner, arrojaron en el playón de estacionamiento de los equipos las aguas servidas, violando el reglamento de convivencia dispuesto para el año en curso”, según expresa el documento de la CAF. El monto será depositado al Hospital Garraham.