Turismo Carretera

20/12/2018

Con motorista suspendido y sin chasista

El final del año deportivo de Norberto Fontana no viene siendo el mejor, tras la sanción impuesta por la ACTC a Ivan Bondaruk y el alejamiento de la familia Kissling del Alifraco Sport.

Con el Alifraco Sport, Ivan Bondaruk como motorista y Guillermo y Brian Kissling como chasistas, Norberto Fontana redondeó su temporada de Turismo Carretera con más buenas que malas, siendo protagonista principalmente de la segunda mitad de temporada en adelante.

Los buenos resultados hacían presagiar un 2019 prometedor para el ex F.1, pero dos novedades difundidas en las últimas horas complicaron su proyección: Por un lado, Bondaruk (al igual que Alejandro Garófalo) fue suspendido por dos meses y además multado con $100.000, debido al exceso de cilindrada que presentó el motor del arrecifeño tras la Final disputada en Olavarría, competencia de la que resultó excluido.

Las complicaciones continuaron en cuanto a la atención del chasis, tal como el propio Fontana, con cierta decepción y fastidio, comunicó a través de la red social Twitter:

 

 

El bonaerense acusó a “alguien con $” como aquel que “rompió” el equipo que trabajó en la cupé Chevy N°19:

 

 

Dos noticias duras para todo el conjunto de Walter Alifraco, que con Fontana a la cabeza planeaba para 2019 luchar por la corona. Habrá que ver de qué manera tanto estructura como piloto podrán reponerse de estos inconvenientes, que no los dejó tener, por el momento, un cierre de año en paz.

 

Foto: Prensa ACTC.