Turismo Carretera

19/11/2018

Muy lindo, pero…

En el primer ensayo de TC se levantó parte del asfalto del flamante circuito que tuvo un costo de 50 millones de dólares.

La vuelta del TC a San Juan luego de 45 años fue con polémica. El viernes, durante el primer entrenamiento, se levantó el asfalto en algunos sectores del Circuito El Villicum, lo que obligó a su reparación. Las obras retrasaron 45 minutos la clasificación inicial. Esto llamó la atención en un autódromo cuya construcción costó 50 millones de dólares.

El flamante escenario cuyano tuvo su estreno nacional con la popular categoría, aunque su debut internacional fue el 14 de octubre con la primera visita del Mundial de Superbikes a la Argentina. Si bien las motos pesan 165 kilos y los TC un promedio de 1.300 kg, el pavimento no debió haber cedido.

“El polímero (última capa de asfalto) se coloca a 160 grados. Hubo una diferencia de temperatura de 15 grados y por eso se generó el problema”, explicó Orlando Terranova, responsable de la empresa OSD que organizó la fecha del Superbikes y estuvo involucrada en la construcción del escenario. El viernes Orly también aseguró que “la empresa encargada de la pavimentación respetará lo convenido y solucionará el problema”.

Según trascendió el inconveniente con el asfalto ya estuvo en la fecha de las motos. Al enterarse del problema la ACTC envió a Roberto Argento (encargado de circuitos) y Fernando Miori (gerente) para chequear el estado del circuito. Los emisarios teceístas les pidieron a los responsables de la pavimentación que tomaran cartas en el asunto y se volvieron a Buenos Aires con la promesa de que se harían las tareas pertinentes…  

Otro tema que generó controversia fueron las restricciones que tuvo el público que sólo pudo ingresar con mate y termo. El folclore del TC esta vez no tuvo el clásico asado y se impidió colocar banderas en el alambrado del sector general. Si no cambian estas condiciones, ¿se volverá a San Juan en 2019?     

PorDarío Coronel