Turismo Carretera

15/10/2018

Sin tregua

En Toay, Alan Ruggiero (Torino) logró su primer triunfo en TC. Mientras que la lucha por la Copa de Oro está apasionante, con las cuatro marcas en los primeros cinco puestos.

La undécima Copa de Oro del TC entrega una lucha con varios candidatos firmes al título y que representan a las cuatro marcas. Esa es la conclusión que dejó la cita en Toay, La Pampa, donde Alan Ruggiero (Torino) logró su debut triunfal en la segunda fecha del mini torneo final, la decimosegunda de la temporada.

Esta vez no hay una “liebre” o uno que sea el piloto a batir. Hay un trío que aparece mejor perfilado con Agustín Canapino (Chevrolet), Matías Rossi (Ford) y Jonatan Castellano (Dodge), justo los tres primeros de la Copa. Quienes les siguen también son candidatos, Mariano Werner (Ford), Facundo Ardusso (Torino) y Mauricio Lambiris (Ford). Las cuatro marcas están en los cinco primeros lugares. Los seis ganaron, que es el requisito excluyente para ser campeón.

En la previa de Toay, el circuito con mayor promedio de velocidad en la temporada (200,689 km/h en la clasificación), Rossi era el gran candidato. Llegó como líder del playoffs y se quedó con su tercera pole position seguida y 34ª en la popular categoría que lo tiene como el mejor de la historia en ese ítem. Pero todo cambió ayer cuando el Misil perdió ritmo en la primera serie que fue ganada por Castellano, otro gran favorito. Aunque la batería más rápida fue para el reaparecido Ruggiero, ausente en La Pedrera. El mérito del piloto porteño le permitió partir adelante en la final que ganó de punta a punta ante 40.000 personas (según la categoría). “No sé qué pensar, aún no caigo. Tuve la suerte de ganar, que no es poca cosa. Estoy muy emocionado porque es muy difícil ganar en el TC”, dijo el nuevo vencedor.

El podio y otros cuatro lugares de los 11 primeros los ocuparon los máximos postulantes a la corona. “Tuve un gran auto. La quería ganar, me acercaba una vuelta, pero en la siguiente Ruggiero se alejaba”, dijo Castellano (2º). “Fue una carrera a la defensiva. No tenía para más. Me pasó primero Emiliano Spataro (Torino) y luego Gastón Mazzacane (Chevrolet), que por su retraso (rotura de goma trasera derecha) pude ser tercero”, admitió Canapino. Los otros candidatos se ubicaron Ardusso (4º); Werner (7º); Lambiris (10º) y Rossi (11º).

Quedan tres fechas y 164,50 puntos en disputa, contando el puntaje y medio de la última fecha. Hoy las matemáticas le permiten soñar hasta el último de la Copa, Mazzacane, que tiene 24,50 y está a 61,50 de Canapino, el puntero del mini torneo final. Pero tomando las performances y regularidad, los seis primeros son los que tienen chances reales. A esa lista podría sumarse Julián Santero (Dodge), ganador en la fecha pasada y que es el mejor de los Tres de Último Minuto y hoy ingresaría tercero en la Copa con 73 unidades.

De seguir este panorama se espera una definición apasionante y que podría ser la mejor en las 11 ediciones de la Copa de Oro.

PorDarío Coronel