Turismo Carretera

10/09/2018

Muy manoseado

En la visita entrerriana la popular categoría estrenó otro cambio de reglamento técnico. Fue el 13º de la temporada. ¿Habrá sido el último?

El reglamento técnico del TC siempre deja tela para cortar. Es uno de los asuntos más polémicos del año, donde hasta ahora hubo 13 cambios en diez fechas. El último fue el que se hizo para este fin de semana y que benefició a Torino, con 15 kilos menos. En la próxima cita se inicia la Copa de Oro y ya no se permitirán más retoques, pero ¿habrá otro antes del mini torneo final?

Previo a la última variante se hizo tal vez la más importante de 2018 que involucró a Ford, Chevrolet y Dodge. Aunque desde su aplicación por el formato de carreras y características de autódromos, por sorteo en Termas de Río Hondo, por ranking en los 1.000 Kilómetros de Buenos Aires y la velocidad de Rafaela, no se pudo analizar de forma concreta si se logró con el efecto esperado.

Pero en Paraná, justo en el final de la Etapa Regular, fue la medida para saber dónde estuvo parada cada marca. Allí Ford fue la referencia con cuatro autos dentro de los diez primeros en la clasificación, incluido el 1-2-3 con el poleman Matías Rossi. Así la polémica volvió a encenderse. “Fue un poco extraño el último cambio. Lo que sé es que este año nos dieron algo luego de varias temporadas y nos volvieron a sacar en solo tres fechas”, dijo Jonatan Castellano (Dodge). “Ahora le tienen que sacar a Ford, quedaron pasados”, afirmó Emiliano Spataro (Torino). “Se sabía que la diferencia con Ford iba a ser más grande”, sentenció Guillermo Ortelli (Chevrolet).   

Si no hay un nuevo cambio antes de las cinco fechas finales, no se podrán hacer más variantes. Los clasificados a la Copa de Oro darán el todo por el todo y sus rendimientos ampliarán el objeto de estudio. Se sabrá si se logró la paridad esperada y si -finalmente- en 2019 se puede volver correr con el reglamento cerrado, algo que no ocurre desde 2014.

PorDarío Coronel