Turismo Carretera

07/05/2018

Fuerte como un toro

Facundo Ardusso protagoniza un inicio de año soñado. Es referente en el Súper TC2000 con Renault y ahora se anotó para pelear por el título del Turismo Carretera con su Torino tras ganar la final de Posadas.

La confianza de Facundo Ardusso está por las nubes. Su triunfo en Posadas, en la quinta fecha del TC, fue otra demostración de por qué el piloto de Las Parejas es el mejor de todos en lo que va de 2018. A su éxito en la popular categoría donde acecha al puntero del campeonato Jonatan Castellano (Dodge), se suma su dominio en el Súper TC 2000.

El corredor santafesino sabía en la previa misionera que no contaba con el mejor medio mecánico y que los Ford eran la referencia, pero se las arregló para ser segundo en la clasificación. Ayer venció en la serie más veloz y partió adelante en la final que ganó de punta a punta.

A diferencia de 2017 cuando la victoria, requisito excluyente para ser campeón, llegó recién faltando tres fechas, Ardusso ya cumplió con ello en la mitad de la etapa regular. Es segundo en el certamen a 14,50 puntos del puntero, Castellano, que tuvo un duro fin de semana y culminó 16º en la final.

Pero el buen nivel de Facundo, actual subcampeón de la popular categoría por apenas 0,25 de punto sobre Agustín Canapino (Chevrolet), se suma al golpe de timón que dio su equipo al reorganizarse ya iniciada la temporada. El Renault Sport Torino Team supo reponerse a la salida de uno de sus chasistas y a cargo del auto de Ardusso, Carlos Caunedo. Pero dieron un salto de calidad por dos motivos: los ingresos de los ingenieros Maximiliano Juárez y Rafael Croceri y la vuelta en la atención de los motores de Claudio Garófalo, que de forma inexplicable fue desvinculado a fines de 2017 para ser reemplazado por los servicios de Jhonny Laboritto, cuya relación se terminó tras la última cita…

Ardusso (Torino) ganó en el TC en Posadas y ratificó por qué es el mejor piloto de la actualidad.

Ardusso (Torino) ganó en el TC en Posadas y ratificó por qué es el mejor piloto de la actualidad.

“Estoy muy feliz por el equipo. Por Claudio Garófalo que volvió y lo hizo en gran nivel. Gabriel Mazzei que es el alma del equipo. También a Rafa Croceri y Maxi Juárez que sumaron lo suyo desde que se integraron”, manifestó Ardusso.

“Traté de avanzar sin pensar en ninguna maniobra extraña ni perjudicar a otro piloto. Fui al límite, pero no pude hacer nada contra Facundo”, indicó el segundo Mauricio Lambiris (Ford). “Fue una carrera terrible, muy exigente. Si dabas un metro, te limpiaban. Pude terminar muy bien y sumé una cantidad importante de puntos”, sostuvo Juan Martín Trucco (Dodge), quien completó el podio y con su testimonio reflejó lo luchada que fue la competencia a las espaldas del ganador.

Lo de Ardusso no es casualidad. Su compañero en el TC, Emiliano Spataro, es 20º en el certamen y ayer abandonó por inconvenientes en la transmisión. En el STC 2000, en tres fechas corridas, ganó cuatro de seis carreras disputadas, una el domingo y en todas las realizadas los sábados. Manda con solvencia en el torneo y se perfila a conseguir el bicampeonato.

Aunque es pronto para afirmarlo -y casi imposible de decidir ahora por los egos e intereses propios de cada piloto- Facu debería ser la punta de lanza del Rombo en las dos categorías. Su gran momento lo merece.


GARRA CHARRÚA
El uruguayo Mauricio Lambiris (Ford) se luce en el TC. Este fin de semana logró su primera pole, era candidato a la victoria, pero el clima le jugó una mala pasada. Al salir los autos a pista para correr la primera serie hubo una leve llovizna. El piloto “celeste” optó por gomas para piso seco e iniciada la batería ingresó a los boxes a cambiar por caucho para lluvia. Volvió a pista tercero, donde terminó. En la final largó noveno, avanzó y peleó por el segundo puesto con Agustín Canapino (Chevrolet) y sus dos compañeros de equipo, Luciano Ventricelli y Emanuel Moriatis. Prevaleció y ahora es séptimo en el campeonato.


GRAN REMONTADA
Mariano Werner (Ford) brilló en la final misionera. El paranaense partió 39º y cruzó la meta en la séptima ubicación. Avanzó 32 lugares y su labor le permitió sumar los puntos necesarios para completar el Top 10 en el campeonato y hoy estar adentro de la Copa de Oro. El entrerriano, considerado por sus pares como el principal candidato del Óvalo, terminó muy bien un fin de semana que pintaba complicado. Aún no ganó en el año, pero ayer dejó en claro su potencial. A diferencia de 2017 cuando cumplió una suspensión de seis fechas por el toque a Matías Rossi en la definición de 2016, Werner, en 2018, tiene con qué pelear la corona del TC.   

PorDarío Coronel