Turismo Carretera

23/04/2018

Tiempo de revancha

En casi tres décadas Dodge logró solo dos títulos y 41 triunfos. Este año la marca busca reivindicarse con el Pinchito como máximo favorito.

Luego de mucho tiempo de estar relegado en el TC, Dodge parece haber encontrado su equilibrio y sus hinchas sueñan con lograr su décimo título. Las novedades reglamentarias para 2018 le cayeron bien a la marca, que este año también incrementó su número de usuarios.

El segundo triunfo en el año de Jonatan Castellano, el líder del torneo, lo perfila como serio candidato. El Pinchito y el resto de los pilotos del Carnero aprovechan e intentan defender lo conseguido en el reglamento. Es que a los representantes de la marca nada les fue fácil en las últimas 30 temporadas si se toma desde 1989, año en el que la ACTC hizo modificaciones técnicas que afectaron a las cupé GTX haciendo que Oscar Castellano se pase a Ford para obtener la última de sus tres coronas. Otros que ese año siguieron sus pasos fueron, por ejemplo, Oscar Angeletti (corrió con un Fairlane) y Juan Antonio DeBenedictis. Durante la década del ochenta, hasta 1988, la firma de Chrysler arrasó con siete títulos, seis de ellos seguidos...

Los números son claros y parece que aquella lejana gloria perjudicó a la marca que, contando desde 1989 y las cuatro carreras disputadas en 2018, tuvo 41 victorias sobre 464 carreras disputadas. Si se toma el promedio anual es de 1,36 triunfo por año. Hasta sufrió duras sequías sin festejos en finales de 1990 a 1992 y entre ése año y 1998. ¿Se imaginan Ford o Chevrolet sin vencer por tanto tiempo…? Además en estos 30 ejercicios lograron solo dos títulos: en 2003 con Ernesto Bessone y en 2006 con Norberto Fontana, ambos ya con el motor Cherokee.

Ahora Dodge da pelea y se muestra consistente con varios pilotos. Buscan recuperar la gloria para la marca de la Penta Estrella y cumplido el primer cuarto de la temporada demuestran que tienen con qué lograrlo ¿Será este su año?    

PorDarío Coronel