Turismo Carretera

12/03/2018

Rápido y furioso

Castellano venció en la final del TC en Neuquén gracias a un gran trabajo de su equipo en el cambio de neumáticos obligatorios. El Pinchito debió defenderse de las acusaciones de Ortelli, quien lo denunció por excederse en la velocidad de salida de los boxes.

En la búsqueda de generar alternativas el TC tuvo en Neuquén la primera de sus cuatro fechas especiales de la temporada. En la segunda presentación del año hubo cambios de neumáticos y la victoria quedó para Jonatan Castellano, quien así le dio el primer triunfo a Dodge en el Autódromo de Centenario.  

Desde este año se instauró un mini torneo de cuatro competencias especiales. El piloto que más puntos sume en ellas accederá de forma directa a la Copa de Oro que definirá al campeón. La primera de esas citas fue este fin de semana con el cambio obligatorio de las dos gomas derechas. Ahora bien, ¿suma en lo deportivo esta variante cuando el caucho no se desgastó? Pues es evidente que promover cambios “artificiales” en la punta marcan al automovilismo y no solo a nivel local si no también en el ámbito internacional…

Lo cierto es que la carrera se definió en las paradas en los boxes. Allí el equipo de Castellano fue más rápido que el de Guillermo Ortelli (Chevrolet), lo que le permitió al Pinchito volver a la pista adelante del Séptuple campeón por muy poco. Tras esa instancia Jonatan se mantuvo primero y se quedó con el triunfo. “Destaco el gran trabajo de mis mecánicos. Fue extraordinario. Me entregaron un auto muy competitivo, pero sobre todo se lucieron en los boxes”, contó Jonatan, que en el podio fue escoltado por el propio Ortelli y Mauricio Lambiris (Ford) y debió esperar varios minutos para ser confirmado como legítimo ganador.

Es que el JP Carrera de Ortelli lo denunció por haber salido de los boxes a una mayor velocidad de la permitida. “Cuando yo estoy saliendo, él acelera a fondo y me supera. Suelta el botón del limitador de velocidad antes”, disparó el ídolo de Chevrolet. Sin embargo, la denuncia no prosperó y así se le dio la razón al ganador. “Guillermo se equivocó. El primero que sale tiene la prioridad y ese fui yo. Si me hubiese puesto a la par y respetado la línea de los boxes lo estampo contra la pared…”, esgrimió Jonatan sobre la acusación de su rival.

Con esta victoria de Castellano, que lo pone segundo en el torneo a un solo punto de Christian Ledesma (Chevrolet /5º), se ratifica el buen presente de Dodge gracias a los cambios reglamentarios que tuvo para este año. De hecho, en la clasificación hubo cinco pilotos entre los 15 primeros con la pole position incluida de Valentín Aguirre, quien logró ese mérito en su segunda carrera como titular. Mientras que en la final, dos usuarios de la marca llegaron entre los diez primeros lugares.

“Soy partidario de esta clase de finales porque me ha caído bien en otras ocasiones y el equipo trabajó de forma excepcional”, elogió el Pinchito. Pero de haber sido una carrera normal, es decir sin paradas en boxes, es posible que Castellano también la hubiese podido ganar. Antes de las detenciones le mostró su auto a Ortelli en un par de ocasiones y dejó en claro su potencial, aunque habría resultado mejor ver el sobrepaso en la pista...

PorDarío Coronel