Turismo Carretera

26/06/2017

Volvió en su casa

Mariano Werner regresó en Paraná tras su sanción. Se reunió con Matías Rossi, marcó la pole position y terminó 21º en la final.

Mariano Werner vivió un fin de semana fuerte en el que retornó al TC tras cumplir la sanción por aquella maniobra en la que perjudicó a Matías Rossi (entonces con Chevrolet) en la definición del título 2016 y facilitó la séptima consagración de Guillermo Ortelli (Chevrolet).

Después de la pena de la Comisión Asesora y Fiscalizadora (CAF), Mariano apeló la medida y se la redujeron de un año a seis meses, de 750 mil pesos a 500 mil y desde su retorno, largará último en su serie por cuatro fechas.

“Hablé con Rossi y le expliqué cómo fueron las cosas. La actitud la volvería a tener, pero no puedo decir cómo terminaría la maniobra porque eso no se puede predecir”, contó Werner. “Si se tratara de sumar puntos para ganar un campeonato lo haría de nuevo”, agregó el piloto de Ford. Y reveló que algunos le quisieron birlar sponsors: “Perdí plata estando parado. Varios pilotos llamaron a mis patrocinantes para agarrarlos”. Rossi, en tanto, reconoció que, “me gustó su actitud de venir a hablarme”. Y agregó: “Volvió el referente de Ford y por eso hasta acá no quise hablar del reglamento”.  

El cambio de Paraná por Concordia, ciudad golpeada por las inundaciones, hizo que Werner vuelva en su circuito preferido. “Extrañaba mucho el TC. Si algún día dejo el STC 2000 será duro, pero esto es otra cosa”, contó el local, que retornó con todo porque marcó la pole position el viernes con 1m25s586/1000 y bajó en 382/1000 el récord que ostentaba Juan Pablo Gianini (Ford) desde 2015. Lo que no quedó claro es por qué no sumó los dos puntos por ese mérito… En su serie largó último (15º) y fue 11º. Mientras que en la final partió 32º y cruzó la meta en el puesto 21º. 

Volvió Mariano Werner y Ford tiene otra vez a un competitivo exponente, aunque sus chances de pelear otra vez por el título son casi nulas.

 

Foto: Prensa ACTC

PorDarío Coronel