Turismo Carretera

13/04/2017

"El único ídolo de la familia fue mi abuelo"

Josito Di Palma se sinceró sobre lo que significa ser parte de una de las familias más destacadas del automovilismo nacional y todo lo que ello conlleva, entre otros temas.

En la actualidad, Josito Di Palma ya pasó de ser “el nieto de” o “hijo de” para transformarse en un referente del Turismo Carretera en general, y de Torino en particular. El piloto de Arrecifes, que se ubica 3° en el Campeonato luego de tres fechas, destacó que “este año se va perfilando como el mejor desde que llegué al TC”, en declaraciones a la web oficial de la ACTC.

“Tengo una sola materia pendiente y es consagrarme”, aseguró quien transita por su sexta temporada en la categoría. Desde su debut, allá por 2012, siempre compitió con Torino, acumulando 4 victorias y “poles” en 93 carreras, además de 13 podios. “Me siento referente de Torino porque siempre en el TC corrí con ese auto”, aseguró quién igualmente no desestimó incursionar en otra marca en el futuro: “Hay que ser realistas, más allá de que yo sea simpatizante de Torino y se lo asocie a mi apellido, uno va a terminar yendo a donde le convenga presupuestariamente”.

"Las cosas buenas de mis tíos se cuentan con los dedos de una mano"

Josito Di Palma

Ser parte de la tercera generación de los Di Palma “es un orgullo”, tal como manifestó Luis José, que igualmente admitió que “a su vez, no me importa ser un Di Palma. Yo soy Josito y trato de hacer mi camino”. Esto último lo vinculó con sus experiencias por llevar dicho apellido, algo que en algunas circunstancias no lo favoreció: “Tuve muchos proyectos que no pudieron concretarse porque se pensaron que yo era igual a otras personas de mi familia y eso lo sufrí sin merecerlo”, aseveró, antes de dejar en claro a quienes se dirigía con esa acusación: “Por parte de mi abuelo y de mi viejo hay cosas muy buenas, pero por parte de mis tíos estas se cuentan con los dedos de una mano”.

Pasando el plano puramente deportivo, Josito, de 28 años, destacó a Matías Rossi como el mejor piloto del país: “Tiene una calidad humana excelente, eso jamás se le pone en cuestión. Es muy educado y siempre busca la manera adecuada para decir lo que sea. Está a la altura de las circunstancias en cualquier categoría, potencia a los equipos y está pasando un momento increíble”.

Por último, derribó el mito relacionado con la merma de velocidad al ser padre: “Me pasó todo lo contrario, desde que nació mi hijo siento que disfruto mucho más esto”. “El día que vaya a encarar una curva y se me pase él por la cabeza dejo de correr”, concluyó.