Turismo Carretera

14/02/2017

“En 2015 pedí el pase a Ford”

Matías Rossi reveló la trama secreta de la novela por el cambio de marca. La complicidad de Hugo Mazzacane, presidente de la ACTC.

Fueron decenas, centenares de ocasiones en las cuales Matías Rossi negó su pedido de pase a Ford en el Turismo Carretera. El piloto de Del Viso, subcampeón de la popular categoría, lo mantuvo en secreto con la complicidad de Hugo Mazzacane, presidente de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC), quien también afirmó desconocer ese pedido...

Ayer en la presentación de su Falcon en un hotel del centro porteño, Rossi admitió que “luego de ser campeón en 2014 sentí la necesidad de encarar un nuevo desafío. Por eso en la primera carrera del TC Mouras en febrero de 2015 en La Plata, me reuní con Hugo (Mazzacane) y le pedí el pase. Él me dijo que lo iba a elevar a la Comisión Directiva (CD), pero al poco tiempo me lo negaron. Igual no quería que fuese de forma inmediata ya que quería lucir el ‘1’ con Chevrolet”.

El tema siguió pendiente hasta que la CD de la ACTC le aprobó el pase el año pasado, cuando comenzaron los rumores. Tanto Rossi como Mazzacane desconocieron el tema con mucha incredulidad. Mientras que Laureano Campanera, dueño del Donto Racing, equipo donde corría el Misil, le admitió a CORSA en la última fecha corrida en La Plata que el cambio a Ford era un hecho...

Rossi competirá en la escuadra satélite del Donto Racing, el Nova Racing. Su Falcon tendrá asistencia técnica de Alcides Piatti y motores de Lucas Alonso. “Acepté acompañarlo, pero no con un Ford dentro mi taller”, sentenció Campanera, quien además reconoció que “al principio Rossi no me caía bien. Pero lo fui conociendo y me di cuenta que es una gran persona. Hoy somos buenos amigos”. 

“Tuve que esperar para concretar el pase, pero también me sirvió porque necesitaba hacerlo con un equipo competitivo. Me demoré en admitirlo porque no quise generar polémica en la definición del campeonato anterior. Si en La Plata me tocaba con Guillermo Ortelli (ídolo de Chevrolet), iban a llover las suspicacias”, afirmó Matías.

“Sé que hubo algunos periodistas que se enojaron conmigo porque dicen que les mentí. Pero ya expliqué el motivo. Tal vez estuve mal, pero indiqué por qué no era el momento adecuado para hacerlo”, aclaró Rossi, quien agregó que “quise el cambio y elegí el Ford para ver qué podía hacer con esa marca. Tampoco tuve un incentivo extra de la ACTC para hacer este pase”. 

“El tema se mantuvo en secreto por pedido de Matías (Rossi). También había que esperar el momento adecuado para decirlo de forma pública. Cuando él me pidió el pase hace dos años le dije que me parecía muy bien y que era una decisión muy valiente”, aseguró Mazzacane.

El mandamás de la ACTC también deslizó su desilusión por la forma en la que Rossi perdió el título del año pasado, cuando Mariano Werner (Ford) lo tocó en la última vuelta en La Plata. “Hoy su Chevrolet debería estar en el Museo del TC en el Autódromo Mouras donde están muchos autos campeones. Solo faltaron 300 metros...”, aseveró el dirigente platense.

La novela del pase de Rossi a Ford tuvo su primera temporada en 2016 y la presentación de su Falcon fue el prólogo de la secuela que se viene en 2017. La recepción de los hinchas de ambas marcas, si le gusta más el Ford que el Chevrolet, serán los temas de turno. Un golpe de efecto de la ACTC para generar más expectativa en la previa de la apertura del campeonato en Viedma.  

PorDarío Coronel