Turismo Carretera

21/12/2016

“En 2017 voy a correr con Ford”

Tras varias desmentidas, Matías Rossi confirmó que se subirá a un Falcon a partir de la próxima temporada, dejando Chevrolet luego de 13 años.

En la mañana de hoy, el protagonista por fin se sinceró. De la mano de lo que ya había adelantado CORSA el pasado lunes, Matías Rossi, a través de las redes sociales, aseguró que en 2017 cambiará de marca en el Turismo Carretera, dejando Chevrolet para pasar nada menos que a Ford.

Si bien aún falta la confirmación por parte de la ACTC, que en la noche de ayer no se expidió sobre los pedidos de cambio de marca, el piloto de Del Viso, por primera vez desde que se instaló el rumor de su pase (hace más de seis meses), admitió que correrá con un auto del Óvalo: “El año que viene voy a correr con Ford en TC” señaló vía Twitter.

En una entrevista realizada por el diario Clarín, Rossi admitió que "ya había pedido el cambio de marca en otra oportunidad, pero la ACTC no me lo había dado. Ahora se dio todo, porque no solamente me habilitaron, sino que yo pude armarme el equipo como quería". 

En principio, el vehículo que pintará el n°2 el año próximo no sería parte del Donto Racing, aunque sí se formaría una estructura paralela a ella, recibiendo asesoramiento del conjunto de Laureano Campanera. Alcides Piatti y Ezequiel Burani seguirían como responsables técnicos del auto, al igual que Lucas Alonso en la parte de los motores.

Días atrás, el Misil le había admitido a CORSA qué, si bien continuaba negando el pase (“es una novela del periodismo”), el cambio significaría “un gran desafío deportivo”, lo que le generaría tener la motivación necesaria para mantenerse “vivo” como deportista. A priori esta sería su principal razón para tomar tal decisión.

 

Con el cambio, el piloto de 32 años dejaría la marca del Moño, bajo la que compitió desde su debut, 13 años atrás, consiguiendo en 215 competencias 22 victorias, 56 triunfos en series, 52 podios, 27 “poles”, un título (2014) y tres subcampeonatos (2012,2015 y 2016).

El pensamiento de que un día uno de los máximos referentes de Chevrolet dejase la marca para pasar a Ford nació en 2012, en una entrevista del protagonista a La Única. Allí había marcado cierta distancia con la identificación de los pilotos con las marcas, al reconocer que “no soy hincha de ninguna marca, sólo de los pilotos”. Casi cinco años después, y tras mucha agua corrida bajo el puente, la imagen de Rossi subiéndose a un Falcon está más presente que nunca.