Turismo Carretera

19/12/2016

Rossi a Ford: Fin de la novela

El pase del Misil al Óvalo sería un hecho. La ACTC aprobaría el martes el cambio. El Falcon lo atendería un equipo satélite del Donto Racing.

En la víspera de la llegada de Papá Noel detonaría una bomba que desde hace rato viene esperando por estallar en el Turismo Carretera. La ACTC aprobaría el pedido de cambio de marca de Matías Rossi, quien dejaría Chevrolet para correr con Ford. El piloto y el presidente de la categoría, Hugo Mazzacane, niegan el tema, pero elementos concretos indican por qué este pase sería una realidad.

El asunto nació a mitad de año y en los boxes de La Plata, donde se terminó la temporada, muchos lo dieron por hecho. Entre ellos Laureano Campanera, piloto y dueño del Donto Racing, donde corre Rossi. “Matías hizo el pedido de cambio de marca para correr con Ford en 2017. La ACTC lo está analizando. En caso de que se lo aprueben, no estará más en el equipo, pero le daremos asesoramiento. También se llevará a Alcides Piatti y Ezequiel Burani (responsables técnicos), Lucas Alonso (motorista) y a sus dos mecánicos”, le afirmó el Laucha a CORSA. Campanera es un fiel representante de Chevrolet y ante la pregunta de qué sentía sobre este eventual cambio de Rossi, respondió “que haga lo que quiera”. Al testimonio del corredor de Don Torcuato se sumó el de Sergio Alaux, quien confirmó que en 2017 correrá en el Donto Racing “y con el auto de Rossi”.

Fue en 2012 que en una entrevista en CORSA nació esta posibilidad. “No soy hincha de ninguna marca, sólo de los pilotos, como Juan María Traverso”, reconoció Rossi en aquel entonces despertando la bronca de algunos hinchas del Chivo. De concretarse este pase, Matías renovaría su principal motor para justificar su espíritu: un desafío. “Un deportista vive de motivaciones”, le aseguró el campeón 2014 del TC a La Única en el Autódromo Roberto Mouras.

¿Por qué a la ACTC le serviría un cambio tal? Sería un impacto fuerte que movería la estantería, promovería el seguimiento y el debate en los medios. Ni que hablar en los fanáticos en las redes sociales. Si bien el TC se vende por sí solo, un cambio de marca de un protagonista como Rossi potenciaría la expectativa para la apertura de la próxima temporada. Para muchos el mercado de pases y el repaso por los talleres quedaría en segundo término detrás de la ansiedad por ver el Falcon de Rossi, que ya estaría en los talleres del Donto Racing. Además, el gran duelo de los dos mejores pilotos nacionales, Rossi y Agustín Canapino, se trasladaría al clásico Ford vs. Chevrolet.

Más allá de este análisis y de lo afirmado por Campanera, Rossi le volvió a negar el tema a CORSA. “Otra vez descarto esa versión. Lo del cambio de marca es más una novela del periodismo, que la sigo y me gusta. Leo y escucho los análisis que hacen los periodistas”, aseveró. “De darse el cambio sería por un gran desafío deportivo. Me gustan mucho los desafíos. En el Súper TC 2000 cambié tres veces de marcas... Para mí las motivaciones son muy importantes porque me mantienen vivo como deportista”, aseguró el Misil, que si se lee entre líneas esta última declaración, estaría dando una señal. 

“Los dichos de Campanera corren por cuenta suya. No sé si tendría que irme del Donto Racing porque este asunto es solo una versión periodística. No puedo ampliar o dar detalles de un tema que no tiene nada en concreto”, respondió sobre la frase del Laucha anticipando el pase. 

¿Por qué no emular a Traverso? “El Flaco es un referente y mi ídolo como piloto. Dije en varias oportunidades que era hincha suyo. Pero lo de él es una historia diferente. Ya había corrido y fue campeón con Ford (1977/78), luego se pasó a Chevrolet, ganó tres campeonatos (1995/96/97) y volvió con Ford para lograr otro título (1999).

Pero esta novela tendría su último capítulo este martes, en la última reunión de Comisión Directiva del 2016. Allí la ACTC daría el visto bueno al pedido de pase del Misil, quien desde hace tiempo le ha mostrado solo a unos privilegiados una imagen que tiene en su teléfono con la decoración de su flamante Falcon. Y este detalle no es una versión...

PorDarío Coronel