Turismo Carretera

03/10/2016

#TC: Juegos de guerra

Ortelli ganó en Concepción del Uruguay, donde hubo presiones y estrategias. El podio lo completaron Werner y Trucco. Rossi fue cuarto y lidera la Copa de Oro.

Quedan tres fechas para terminar el ejercicio 2016 del TC y los tres principales candidatos al título tienen tanta acción debajo como arriba de los autos. El juego psicológico con presiones, estrategias, denuncias y respuestas marcan la definición entre los representantes de Chevrolet, Guillermo Ortelli, ganador en Concepción del Uruguay, donde se corrió la segunda fecha de la Copa de Oro; Matías Rossi, líder del mini torneo; y Mariano Werner, representante de Ford.

En el escenario entrerriano otra vez Rossi inició la partida de este juego de ajedrez. A pesar de lograr su 26ª pole position en la especialidad y de marcar un nuevo récord para la pista, el Misil se sacó la presión de máximo candidato afirmando quién es, en su opinión, el favorito. “Para mí es Ortelli”, disparó. El Guille, con sus seis títulos a cuestas, no dudó en responderle: “El año pasado dijo que era el Gurí Martínez… Ojalá que acierte”. Estas frases se sumaron a la polémica por las gomas (ver aparte), que otra vez volvió a estar sobre el tapete como ocurrió en San Luis y con Mariano Werner.

Justamente, Werner se sumó a ese juego psicológico, aunque prefirió atacar a Rossi por otro lado y no por haberlo “mandado al frente” en la pista puntana. El entrerriano prefirió recoger el guante y opinar sobre el posible pase de Matías a Ford en 2017. “Sería bueno que Rossi haga algo de lo que dice algún día. Hace cuatro años que dice que correría en otra marca. Siempre está haciendo cosas para que se hable de él. Y a mí me cansan las pelotudeces”, disparó el paranaense, a quien Rossi denunció sin éxito ante el comisariato por un supuesto adelantamiento en la primera serie.

“No tengo nada para decirle a Werner. No pedí el pase a Ford y ahora estoy enfocado en lo que hago con el Chevrolet”, contestó Rossi. Ortelli, el otro protagonista de esta disputa dialéctica, aseguró que “no pasaría a Ford a esta altura”, antes de aclarar que “hace años Matías me había dicho que quería correr con Ford y entendí que había hecho el pedido…”.

Muchas palabras en la previa y el mismo domingo. Clima caliente entre los tres. Ellos integraron las primeras filas en la final con un “intrometido” Josito Di Palma que largó adelante por ganar la batería más veloz. Pero el arrecifeño abandonó rápido por fallas mecánicas en su Torino. La punta la heredó Ortelli, quien se fue derecho a su segundo triunfo en el año. “Me sorprendió lo de Josito, pero cuando no vi el auto de seguridad, entendí que tenía un problema”, sostuvo Ortelli. “Sirve mucho esta victoria y ratifica por qué estamos para pelear”, agregó.

Lo escoltaron Werner y Trucco, que superó a Rossi con cierta facilidad debido a la falta de ritmo de la Chevy del Misil. “Es mucho ser segundo en un circuito que no es para Ford”, destacó Werner. “Veníamos mal y necesitaba un buen resultado. Superar a Rossi no es poca cosa”, contó Trucco.
Aunque se quedó con las ganas de subir al podio, Rossi llegó cuarto se mantiene al frente de la Copa de Oro, aunque tiene muy cerca a Werner y Ortelli, sus principales escoltas.

Las idas y vueltas entre los tres primeros seguirán. El ambiente está espeso y habrá que ver quien de ellos es el más fuerte tanto dentro y afuera de la pista.

PorDarío Coronel