Argentinos en el exterior

25/10/2017

Con futuro asegurado

Giorgio Carrara continuará en la Fórmula 4 Italiana con el equipo Jenzer durante 2018. Además, formará parte del programa de jóvenes pilotos del equipo, por lo que probará en diversas oportunidades un GP3 Series.

Giorgio Carrara ya sabe que será de su carrera deportiva en 2018. El chaqueño, que este año completó su primera temporada en Europa, seguirá compitiendo en el viejo continente, pero con una actividad más a la realizada hasta el momento.

De apenas 16 años, Carrara dio sus primeros pasos en una categoría de monoplazas con la Fórmula 4 Italiana, en la que redondeó interesantes actuaciones, siendo el 3° mejor debutante del año. En el torneo logró tres 9° lugares como mejores resultados, que lo dejaron 15° en la tabla anual.

Tras su temporada de adaptación, el Jenzer Motorsport, equipo que lo acobijó, le renovó la confianza para el próximo año, por lo que seguirá en la categoría italiana. Pero no solo eso: el conjunto suizo lo incorporó al Junior Jenzer GP3, programa que le permitirá probar en varias ocasiones un monoplaza de una de las categorías promocionales de la Fórmula 1. Esto le asegura un plan de trabajo a largo plazo, hecho para nada menor teniendo en cuenta las históricas dificultades que atraviesan los pilotos argentinos cada vez que buscan permanecer en suelo europeo.

“Estoy más que contento por saber que el año que viene me voy a subir a un auto con tanta potencia como es un GP3, y porque es una categoría muy importante que compite junto a la Fórmula 1”, señaló el nacido en Las Breñas, que reconoció que el programa consiste en tener “entre 4 y 5 días de pruebas” a lo largo del año.

“Empezar en F.4 y dar el salto a GP3 es el sueño que teníamos, y de a poco se va concretando”, agregó Carrara, que además de agradecer a su familia y a los patrocinadores de Chaco, reconoció los consejos que recibe de parte de un coterráneo experimentado, como lo es Juan Manuel Silva.

Luciano Crespi, director deportivo del joven chaqueño, comentó que “el salto razonable de acá a dos años es la GP3”, por lo que la incorporación del norteño al programa de jóvenes pilotos será vital para sus aspiraciones, ya que le brindará “una buena preparación física y empezará a entender lo que es un auto de gran potencia, para poder sufrir lo menos posible el salto que significa pasar de un F.4 a un GP3”. “Estamos muy contentos con esta noticia y con el plan de trabajo a largo plazo”, agregó quién también tuviera a su cargo a Marcos Siebert, actual piloto de GP3.