Argentinos en el exterior

18/09/2017

Duro paso por Perú

Kevin Benavides (Motos) y Emiliano Spataro (Autos) culminaron la exigente Baja Inka en el podio. Nicolás Cavigliasso (Quads), el único argentino ganador.

Tras cuatro días y más de mil kilómetros de recorrido, en la jornada de ayer culminó la Baja Inka, prueba llevada a cabo en los desiertos de Perú. La misma, preparatoria para el Rally Dakar 2018 (donde se volverá a visitar al país sudamericano tras varios años), contó con presencia argentina en tres de las cinco categorías.

En Motos, fue Paulo Goncalves (Honda) el vencedor. El portugués, que empleó 9h54m43s para realizar el recorrido, superó por apenas 20s a Adrien Van Beveren (Yamaha), y por más de 3m al salteño Kevin Benavides (Honda), quién se adueñó del tercer parcial. Franco Caimi (Yamaha) fue el restante representante nacional. Tras vencer en la primera etapa, tuvo un segundo día por demás  complejo, que lo terminó relegando en el clasificador. Terminó 17° entre las 19 motos que completaron la exigencia (la iniciaron 25).

Emiliano Spataro (Renault) fue el único argentino en Autos, modalidad que se dividió en tres categorías. El piloto de Lanús participó de la T1.1, donde culminó 3°, a más de 16h del boliviano Rodrigo Gutiérrez (Toyota), el vencedor. Problemas en la suspensión durante el segundo día de competencia lo privaron de un mejor resultado, ya que luego pudo imponerse en los dos últimos tramos cronometrados. De los 7 que iniciaron la carrera, culminaron 5.

La victoria en la categoría T1.2 fue para el local Jimmy Huidobro (Mitsubishi), mientras que en la T3 y UTV Open fue otro peruano, Juan Carlos Uribe Ramos (Can Am), el ganador.

En cuatriciclos Nicolás Cavigliasso (Yamaha) dejó a la bandera argentina en lo más alto. El oriundo de la provincia de Córdoba lideró el 1-2 de la armada celeste y blanca, ya que con un tiempo de 12h07m52s superó por casi 10m a otro cordobés, Nicolás Gagliardi (Yamaha), quién hizo su debut en competencias internacionales con sólo 19 años.

Martín Sarquiz (Can Am) y Carlos Verza (Yamaha) terminaron 10° y 12° respectivamente, entre los 15 cuatriciclos (de 17) que vieron la bandera a cuadros. El único argentino que no completó la exigencia fue Pablo Copetti (Yamaha), quien desertó tras el segundo día.