Argentinos en el exterior

25/05/2017

El patriota

Un 25 de mayo de 2012, Esteban Guerrieri se convirtió –hasta ahora- en el único argentino en ganar en el óvalo de Indianápolis. Fue en las 100 Millas de la Indy Lights.

En su última temporada completa a nivel internacional, Esteban Guerrieri se dio un gran gusto. Un día como hoy, hace un lustro, el porteño logró el hito de alcanzar la gloria en el óvalo de Indianápolis, ganando las 100 Millas de la Indy Lights, promocional directa de la IndyCar.

Fue en las previa de las 500 Millas de Indianápolis, como viene siendo una costumbre de forma contemporánea. El viernes 25 de mayo de 2012, el piloto de Mataderos partió último por haber cambiado el motor de su auto ya que el primer impulsor no respondía como se esperaba. Tras un arduo trabajo de su equipo, el Sam Schmidt Motorsports, el argentino se mostró muy confiado.

“Estaba seguro de que podía dar pelea más allá de largar desde atrás. En el comienzo fue una carrera fantástica, porque adelanté cuatro coches en la primera curva”, relató Esteban. Su avance, dejando en el camino a 18 competidores, lo llevó a capturar la punta y cruzar primero la meta luego de 40 vueltas. La competencia terminó con bandera amarilla por el accidente del venezolano Bruno Goncalvez (Belardi Auto Racing).

“Sólo traté de usar mi cabeza, como me decía mi ingeniero. Las últimas cinco vueltas fueron las más importantes. Así que de allí en adelante me propuse atacar a fondo; incluso sentí mejor al auto. Noté que adelante mío todo el mundo estaba luchando. Eso era lo que quería, ya que me permitió acercarme a los cuatro primeros”, recordó.

 

 

Para destacar la definición de la competencia, instancia clave donde Guerrieri superó en una misma línea y por la parte posterior, del lado del muro, al francés Tristan Vautier (su compañero de equipo) y al colombiano Gustavo Yacamán (Team Mooore Racing). Una maniobra llena de adrenalina y vértigo. “Creo que la última vez que tuve una superación de ese tipo fue en mi época del karting. Así gané en Indianápolis y sin dudas fue un gran día”, aseguró.

Luego de ese triunfo histórico, que lo convirtió –hasta ahora- en el único argentino en vencer en el tradicional óvalo, Esteban alcanzó también la cima del campeonato de la Indy Lights, aunque no pudo consagrarse y por ocho puntos (461 a 453) perdió el título en la última fecha con el propio Vautier.

Pero quién le quita lo bailado a Esteban Guerrieri en su campaña internacional, quien ese viernes 25 de mayo de 2012, el Día de la Patria, hizo que la bandera argentina se luzca bien alto en Indianápolis, nada menos.