Indy Car

16/09/2012

Emotivo final

El estadounidense Ryan Hunter-Reay se quedó con el título de la IndyCar en una emocionante carrera.


La temporada 2012 de la categoría estadounidense IndyCar tuvo un emotivo final en el óvalo de Fontana. La consagración la consiguió el estadounidense Ryan Hunter-Reay (Andretti Autosport), quien logró su primer título en la especialidad después una reñida lucha con el australiano Will Power (Penske).

El final fue digno de una película. Power llegó a esta prueba decisiva con 17 puntos de ventaja sobre Hunter-Reay. Sin embargo, un despiste del aussie complicó la situación. Eso le dio al yanqui cierta ventaja, pero todo se desvaneció cuando Power volvió a la pista con su auto reparado tras una hora de trabajo de sus mecánicos y obligó a su rival a llegar entre los cinco primeros, algo que finalmente consiguió tras arribar cuarto.

La carrera fue ganada por el estadounidense Ed Carpenter, quien este año está corriendo con su propia escudería. De esta manera consiguió su segundo triunfo en la división tras el conseguido el año pasado en el óvalo de Kentucky. El segundo lugar quedó para el escocés Darío Franchitti y el tercer para el neocelandés Scott Dixon, ambos del equipo de Chip Ganassi.

La campaña de este año de Hunter-Reay incluyó cuatro triunfos: Milwaukee, Iowa, Toronto y Baltimore. De esta manera, consiguió le dio el cuarto título al equipo de su compatriota Michael Andretti tras los logados en 2004 con el brasileño Tony Kanaan, en 2005 con el inglés Dan Wheldon y en 2007 con Franchitti.