Indy Car

07/05/2012

Para tomarle la mano

Con vistas a las 500 Millas de Indianápolis, Ruben Barrichello probó por primera vez en un óvalo. ''Mi cabeza todavía lo está procesando todo'', dijo.


El brasileño Rubens Barrichello quedó sorprendido por la alta velocidad de los IndyCar en los circuitos del tipo óvalo después de tener su primera experiencia en el Texas Motor Speedway en el marco de su preparación para la edición 2012 de las 500 Millas de Indianápolis.

El ex piloto de la Fórmula 1, que debutó este año en la categoría estadounidense IndyCar, superó los 360 km/h de velocidad durante los ensayos realizados este lunes en la pista texana.

"En la F.1 se dice que (en el circuito indy) se usan pistas llanas y con curvas poco pronunciadas. Pero nunca corrí tan cerca de los muros", manifestó. "Me entusiasma mucho lo que acabo de vivir. Mi cabeza todavía lo está procesando todo", agregó.

Barrichello es la figura más prominente que se incorpora al automovilismo estadounidense desde que lo hiciera el británico Nigel Mansell en 1993. Ese año Mansell, un ex campeón de F1, ganó las 500 Millas de Indianápolis y el título.

"Fue lindo ver lo emocionado que estaba, su felicidad cuando dijo que el auto era espectacular. Ahora empieza la cosa en serio. Tiene que aprender mucho y tratar de correr más rápido", explicó el brasileño Tony Kanaan, quien es compañero de Rubinho en el team que lidera Jimmy Vasser.

"Hay que tomarle la mano a esto. Creo que le va a ir bien, pero toma tiempo", insistió Kanaan.

Barrichello dijo que piensa correr en las 16 pruebas del campeonato, cinco de ellas en circuidos ovalados. Lo considera un nuevo reto. "De lo contrario, me hubiese quedado en casa. No correría si no lo disfrutase. Esto me encanta. Es espectacular".