Indy Car

25/04/2012

Lotus se achica en Indy

Lotus redujo de cinco a tres el número de autos a los que motorizará en Indy Car el resto de la temporada por no poder cumplir con el compromiso asumido.

Los equipos Bryan Herta Autosport y Dreyer & Reinbold resolvieron no contar más con los motores provistos por Lotus luego de un comienzo de temporada lleno de dificultades, por la demora en el cierre del trato con la empresa para que se incorpore a la categoría y en consecuencia la falta de pruebas, que derivaron en la falta de confiabilidad y un desarrollo insuficiente. 

La primera de las estructuras anunció que no estará presente en San Pablo, donde la IndyCar disputará su próxima fecha este fin de semana, y dejará de ser asistido por Lotus en los motores, mientras que el segundo equipo utilizará el impulsor en la unidad de Oriol Servia por última vez. Ambos esperan cerrar con nuevos proveedores para las 500 Millas de Indianápolis.
Claudio Berro, director de Lotus Group, concluyó que la reducción de compromisos le permitirá a la fábrica concentrarse en achicar la distancia con sus rivales, Chevrolet y Honda. "Lotus en IndyCar es como David contra Goliat. No somos la mayoría. Estoy aliviado con esta solución y estoy seguro que esta decisión se tomó tras una cuidadosa reflexión para cumplir con las expectativas de toda la comunidad de la categoría", expresó.
Como parte de las acciones, la compañía se comprometió a brindar recursos adicionales y fondos a Engine Developments Limited, órgano que se dedica a diseñar y construir los motores en forma independiente. La cancelación de los dos equipos mencionados anteriormente deja a HVM y a Dragon Racing como los únicos representantes de Lotus en la serie.