Indy Car

17/04/2012

Un buen momento

El australiano Will Power marca tendencia en el IndyCar. Ganó dos de tres carreras y es líder del campeonato.


El inicio de la temporada 2012 de la categoría estadounidense IndyCar no pudo ser mejor para el australiano Will Power (Penske). Aunque comenzó el torneo con el séptimo lugar en St. Petersburg, los triunfos en Alabama y Long Beach le permiten encabezar el torneo y ser el gran candidato al cetro.

Power fue uno de los 11 corredores de Chevrolet castigados por cambiar los motores como medida de precaución cuando los equipos se presentaron para la tercera fecha del año. Por eso largó desde el 12º lugar tras ser segundo en la clasificación.

Pero nada de eso afectó a Power para que realizase otra gran carrera y lograr la victoria. Algo similar a lo ocurrido en Alabama, donde también triunfó después de partir desde el noveno puesto.

"Después de lo ocurrido en Alabama, uno nunca puede decir nunca. Igual creí que sería muy difícil ganar la carrera en Long Beach", reconoció Power. "Trabajamos mucho, tuvimos un castigo y lo superamos. He tratado de ganar aquí durante cuatro años y por fin se medio", agregó el piloto de 31 años.

Power superó en la línea de meta al francés Simon Pagenaud (Honda-DRR) que hizo una gran carrera, pero al final no pudo evitar la victoria del australiano. Con la victoria, Power también consiguió el liderato del campeonato con 127 puntos, seguido por su compañero brasileño Helio Castroneves (ganador en St. Petersburg) con 103.