Indy Car

18/04/2011

Regreso con gloria

Mike Conway, quien el año pasado protagonizó un violento accidente en Indianápolis, ganó Long Beach y logró su primer triunfo en la IndyCar.


El inglés Mike Conway (Andretti Autosport) ganó este domingo el Grand Prix de Long Beach, tercera fecha de la categoría estadounidense IndyCar. Conway superó al australiano Ryan Briscoe (Penske) y al escocés y campeón vigente Dario Franchitti (Ganassi).

Conway sufrió múltiples fracturas en las piernas y una en la espalda durante un choque en la edición 2010 de la Indy 500, lo que lo dejó afuera el resto de la temporada. Tras pasar por una extenuante rehabilitación, este año arreglo su incorporación al equipo de Michael Andretti.

El arranque de temporada no fue bueno. Terminó 23º en St. Petersburg y 22º en Alabama, pero se mostró muy competitivo en Long Beach. Fue tercero y se mantuvo cerca de los líderes en el circuito callejero.

Tras una serie de choques hacia el final, Conway finalmente tomó el liderato cuando quedaban 14 vueltas al superar a Briscoe y así consiguió su primer triunfo en la serie yanqui.