Indy Car

14/07/2010

Dallara, el elegido

El constructor italiano Dallara proveerá de sus chasis a la categoría estadounidense IndyCar a partir de 2012. No obstante, cada equipo podrá desarrollar su propio paquete aerodinámico.

En una multitudinaria presentación que se pudo ver vía Internet por CORSA Online, la categoría estadounidense IndyCar anunció que Dallara será proveedor de los chasis a partir de la temporada 2012. El constructor italiano le ganó la compulsa a BAT Engineering, Lola Cars, Swift y Delta Wing, que habían presentado revolucionarios modelos.

También se decidió que cada equipo pueda desarrollar su propio paquete aerodinámico (alerones delantero y trasero, pontones y cubremotor), con lo que los autos serán distintos uno de otro.

"Hoy es un día emocionante. Este es el resultado de haber escuchado a todos ustedes con sus ideas, sus opiniones y su pasión. La decisión que tomamos no fue fácil. Fue una de las más importantes que tomó la categoría en la última década. Para nosotros es un gran honor saber que en 18 meses este auto será una realidad”, explicó Randy Bernard, máximo responsable de la serie.

El chasis de Dallara costará unos 350.000 dólares; mientras que el vehículo completo con el paquete aerodinámico estará cerca de los 385.000 dólares. Para no gastar tanto en desarrollo, se decidió que cada equipo homologue antes del inicio de cada temporada dos kits aerodinámicos cuyo costo no deberá superar los 70.000 dólares. Cada paquete, que previamente deberá pasar una prueba de seguridad, podrá estar disponible para cualquier otro team.

"La significativa reducción en el precio del nuevo auto es muy importante. Contribuye a mantener la estabilidad económica de nuestros equipos. También crea un camino más atractivo para los nuevos equipos que quieran entrar a la IndyCar", culminó Bernard.