Indy Car

11/03/2010

Start your engines

La categoría estadounidense IndyCar larga su temporada este fin de semana en Brasil, donde se presenta por primera vez en su historia. Correrá en un circuito callejero emplazado en San Pablo.

La piloto brasileña Ana Beatriz promocionó la carrera en Sao Paulo durante el carnaval.

Siempre se dijo que el tráfico de la ciudad brasileña de Sao Paulo es un verdadero infierno. Y lo será más aún este fin de semana ya que en sus calles recibirán a la categoría estadounidense IndyCar, que con esta carrera iniciará su temporada 2010.

Será la primera vez que la categoría se presente en territorio brasileño. No obstante, para los fanáticos del país vecino no será ninguna novedad ver a este tipo de vehículos ya que durante muchos años recibieron a la desparecida serie CART.

El trazado callejero tiene unos 4.183 metros y está en el sector del Sambódromo Anhembi. Tiene once curvas y una extensa recta de 1.600 metros en la que se estima que los bólidos llegarán a los 320 km/h.

Habrá seis pilotos brasileños corriendo. Entre los candidatos a la victoria figuran Helio Castroneves (Penske) y Tony Kanaan (Andretti Autosport). Además competirán Raphael Matos (De Ferran Luczo Dragon Racing), Vitor Meira (A.J. Foyt Enterprises), Mario Romancini (Conquest Racing) y la señorita Ana Beatriz (Dreyer & Reinbold Racing).

Betriz no será la única fémina en la grilla de partida ya que también están la estadounidense Danica Patrick (Andretti Autosport), la venezolana Milka Duno (Dale Coyne Racing) y la suiza Simona De Silvestro (HVM Racing).

Sao Paulo tiene una población superior a las 12 millones de habitantes y se espera que más de 70 mil personas asistan al evento.

Como ocurrió en los últimos años se espera una dura lucha por el título entre el escocés Darío Franchitti, campeón en 2007 y 2009; y el neocelandés Scott Dixon, monarca en 2008. Ambos pilotos del Target Chip Ganassi Racing no sólo lucharán entre sí ya que asoman como grandes rivales Castroneves y el australiano Ryan Briscoe (Penske), que el año pasado perdieron sus chances en las últimas fechas del torneo.