MotoGP

04/06/2019

La última carta de Lorenzo

El español se encuentra en Japón, donde trabaja junto a Honda para mejorar su rendimiento en la RC213V. “Vamos a enfocarnos en mi posición de manejo”, reconoció el triple campeón del mundo.

Un día después del Gran Premio de Italia de MotoGP, donde finalizó 13°, Jorge Lorenzo viajó a Japón. El español, que atraviesa un complejo presente con Honda, se encuentra trabajando en la fábrica que la firma posee en Tokio, para poder, de una vez por todas, dejar atrás los sinsabores y volver a los primeros planos de la categoría.

El propio español reconoció que la RC213V “me cansa, por lo que no puedo atacar”, a tal punto que en cada carrera “estoy ‘sobreviviendo’”. Eso genera que, al momento de ser presionado y superado por un rival, “no me quedan energías, no tengo la mente fresca como para intentar algo”. Por ello, el objetivo del viaje a territorio asiático tiene como fin “mejorar mi posición en la moto, para que me canse menos y así poder presionar más en el final”.

Este problema es el mismo que Lorenzo tuvo en Ducati, dos años atrás, y que fue solucionando con el correr de los meses. Una de las claves para ello fue la incorporación de una pieza al tanque de combustible, que le permitió descansar los brazos. Honda ya incorporó dicho agregado en carreras pasadas, pero no alcanzó.

En Japón, el tricampeón del mundo de la clase reina se somete a diversas pruebas de simulación, tanto en la sala encomendada para ello como en el túnel de viento. Según informa El Confidencial, aparte de probar alguna solución en el tanque, ensayarán variantes en su asiento, donde tampoco se siente cómodo.

El viaje resultó producto del esfuerzo de ambas partes, tal como reconoció el balear: “Honda me transmitió la voluntad de hacer un plan B, de cambiar un poco una moto que con Márquez ha ganado todo”. En ese sentido, reconoció que la casa nipona “tiene la intención de satisfacer a ambos pilotos”, más allá de que Márquez “tenga la lógica prioridad por conducir excelentemente, ganar campeonatos y carreras junto al equipo”.

“Honda es la única que puede hacer una moto más fácil para todos sus pilotos, y yo confío en ellos. Vamos a esperar a que pase el tiempo y ver si sucede”, concluyó Lorenzo.

 

Foto: Honda Racing Corporation.