MotoGP

06/06/2018

“Fue una experiencia increíble”

De la mano de Honda y Red Bull, Marc Márquez giró por primera vez con un Fórmula 1.

Mientras el mundo del MotoGP se vio convulsionado por la noticia de que Jorge Lorenzo será su nuevo compañero de equipo en Honda a partir del año próximo, Marc Márquez cumplió uno de sus sueños: manejar un Fórmula 1.

Gracias a Honda y Red Bull, el español, junto a Dani Pedrosa y Toni Cairoli, se dio cita en el Red Bull Ring, donde giró con el RB8-Renault de la temporada 2012, que vistió los colores que actualmente utiliza Toro Rosso.  

“Siempre fue mi sueño competir con los coches más rápidos del mundo”, afirmó el tetracampeón de MotoGP, quien reconoció que la noche previa “no pude dormir bien porque estaba nervioso”. Igualmente, tras las vueltas realizadas se mostró más que satisfecho: “Fue una experiencia increíble y un punto culminante en mi carrera”, comentó el joven de 25 años.

Si bien es claro que existen diferencias a la hora de conducir una moto y un monoplaza, Márquez reconoció que, además del factor visibilidad, lo que cambia significativamente es “la distancia de frenado, que es lo que más me costó entender”.

“Quién sabe, quizás la F.1 sea algo serio para mí en los próximos años”, concluyó el actual líder del certamen de MotoGP. Por su parte, Helmut Marko, asesor de Red Bull y uno de los presentes en el ensayo, reconoció el gran rendimiento de Márquez, a tal punto que lo terminó tomando en cuenta para ser parte de la Máxima en un futuro: “Tener este funcionamiento en tan poco tiempo dice todo sobre su talento. Márquez tiene lo que necesita para correr en F.1, por lo que no creo que esta haya sido su última vez a bordo de un coche de este tipo”, afirmó.