MotoGP

24/01/2018

Expectativa renovada

El equipo oficial Yamaha de MotoGP se presentó en Madrid junto a sus dos pilotos, el italiano Valentino Rossi y el español Maverick Viñales.

El equipo Movistar Yamaha MotoGP presentó este miércoles en Madrid (España) su nueva moto con la que pretende volver a la carga tras una temporada algo gris y lograr la "consistencia" que permita a sus pilotos, el italiano Valentino Rossi y el español Maverick Viñales, soñar de nuevo con los títulos.

El Matadero de la capital española fue el escenario elegido por Yamaha para escenificar su nuevo proyecto en la máxima categoría a cuatro días para que el Mundial se inicie oficiosamente con el primer test de pretemporada que acogerá el circuito de Sepang (Malasia) del 28 al 30 de enero.

"Si podemos hacer la moto mas consistente para nuestros dos pilotos seguro que podremos aspirar al título", prometió el director del equipo, Massimo Meregalli, después de una temporada en la que Viñales y Rossi finalizaron tercero y quinto en el campeonato, respectivamente, y en la que a final de curso solo pudieron ser espectadores del mano a mano entre Marc Márquez (Honda) y Andrea Dovizioso (Ducati).

"He estado en contacto con los dos pilotos durante el invierno y recientemente nos encontramos personalmente. Les he visto en buena forma física y frescos mentalmente, algo importante porque la temporada es larga. Nunca dejan de competir y entrenar. Están preparados para empezar la temporada", garantizó Meregalli.

Además, el italiano explicó cómo afrontarán la pretemporada. "En Sepang necesitamos confirmar lo que encontramos en noviembre y luego desarrollar la moto con las nuevas piezas que vienen de Japón. Trabajaremos con la electrónica, algo que no pudimos hacer en noviembre, y probaremos la degradación de los neumáticos, que fue nuestro gran problema de 2017. Esos son nuestros objetivos principales", enumeró.

Rossi, que inicia su sexta temporada seguida en el equipo y la vigésimo tercera de su carrera en el Mundial de Motociclismo, destacó que "la clave de la temporada pasada fue la gestión de los neumáticos", reconociendo que ese fue "el gran problema" que arrastró su equipo, en línea con lo expresado por Meregalli.

"La pretemporada es muy importante porque, según mi experiencia, muchas veces lo que ocurre allí es muy similar a lo que se ve durante el resto de la temporada. Tenemos que trabajar todos al máximo porque podemos hacerlo mejor que la temporada pasada, en la que no estuvimos a nuestro máximo nivel", reclamó.

Mientras que Viñales, que renovó su acuerdo con la marca hasta fines de 2020, explicó: “He entrenado fuerte y estoy más en forma que nunca. Tengo muy buenas sensaciones en Yamaha, me siento genial aquí y preparado para dar el máximo esta temporada y conseguir los objetivos que no logramos en 2017”, dijo.

La temporada pasada, Yamaha acumuló un total de cuatro victorias y cuatro podios dobles, además de lograr la victoria 500 de su historia, pero no logró rendir al nivel de años anteriores y se quedó fuera de la pelea por el título.

Tras la pretemporada, la primera gran oportunidad de probar su mejoría llegará el 18 de marzo, cuando el Mundial se abrirá con el Gran Premio de Qatar.