MotoGP

26/06/2017

“Puedo manejar la moto a mi manera”

Tras su triunfo en Assen, Valentino Rossi destacó el trabajo hecho en los test previos de Barcelona, que le permitieron mejorar la Yamaha.

Valentino Rossi necesitaba la victoria. Desde la pretemporada misma, el italiano nunca se había mostrado conforme con el rendimiento de la nueva YZR-M1, situación que igualmente pudo sobrellevar con creces al inicio del año, al sumar tres podios sobre misma cantidad de carreras disputadas.

A pesar de no volver al estrado en las siguientes cuatro competencias, Il Dottore se mantuvo dentro del “Top 5” del torneo, aprovechando uno de los comienzos de temporada de MotoGP más cerrados que se recuerden. A pesar de ello, su feeling con la moto nunca fue el adecuado.

La doble jornada de ensayos realizada tras el GP de Cataluña resultó fundamental. La casa nipona, tanto con el multicampeón del mundo como con Maverick Viñales, probó dos chasis nuevos, lo que para el primero terminó siendo clave en torno al rendimiento alcanzado en Assen: “Trabajamos mucho en la moto, inclusive cambiamos el chasis, y ahora siento que la puedo manejar a mi manera”, destacó Rossi tras su triunfo 115 en el Mundial.

Sobre el resultado alcanzado en el mítico trazado holandés, quién ahora ocupa la tercera plaza del torneo (está a 7 puntos de Andrea Dovizioso –Ducati-, el líder), destacó que “estoy muy feliz por diferentes razones: primero, porque es una victoria muy importante para el campeonato; segundo, porque la sensación de volver a ganar tras un año es fantástica”.

“Fue una gran carrera, con una linda lucha con (Danilo) Petrucci y con los demás”, agregó el máximo ganador en actividad en Assen (10 triunfos). De cara a lo que viene, manifestó: “Este año se vio que de una carrera a la otra cambia todo. Esperemos ser competitivos también en Sachsenring”.

La cita en territorio alemán será el próximo fin de semana, donde se llegará al ecuador del certamen.