MotoGP

05/06/2017

Dovizioso, un piloto de fierro

Andrea Dovizioso ganó el GP de Italia de MotoGP pese a estar afectado por una intoxicación alimentaria.

Dovi junto a sus compatriotas Andrea Migno, ganador en Moto3, y Mattia Pasini, vencedor en Moto2.

El italiano Andrea Dovizioso, piloto del equipo Ducati de MotoGP, confesó tras ganar el Gran Premio de Italia que temía no poder terminar la carrera a causa de sufrir una intoxicación alimentaria.

"Anoche me levanté a las cuatro de la mañana con un dolor de barriga muy fuerte y estuve vomitando. A la mañana no tenía fuerzas, por eso preferí dar sólo una vuelta en los tanques llenos, pero afortunadamente no teníamos nada importante que probar", manifestó.

Dovizioso explicó que, al rodar muchas vueltas detrás de Maverick Viñales, comprobó "sus puntos fuertes y débiles" y también los suyos. "No tenía una estrategia muy clara en ese momento, pero la moto iba muy bien y luego me di cuenta de que nadie tenía mucho margen para rodar más rápido", añadió.

"Me centré en mi ritmo y sólo fui consciente de que podíamos ganar después de la última curva, porque pensaba que Viñales haría una última vuelta rapidísima. Ganar parecía algo impensable. Como italiano, ganar en Mugello es un sueño, pero hacerlo con Ducati lo hace aún más especial, no tengo palabras para describirlo", manifestó el vencedor.

"Ser segundo en el campeonato también es bonito, pero no me sorprende, porque sabía que podía estar entre los cuatro primeros ya que para un piloto que quiera luchar por el campeonato hay que estar siempre en el Top 5. Yo casi siempre estoy ahí e intento conseguir lo máximo a lo que puedo aspirar con mi moto", culminó Dovizioso.