MotoGP

30/05/2017

Para recuperar terreno

El equipo Honda de MotoGP se alista para el Gran Premio de Italia, con el claro objetivo de no perderle pisada a Maverick Viñales.

Lo hecho por el equipo Honda de MotoGP en Le Mans, donde si bien Dani Pedrosa terminó en el podio (3°), no terminó siendo positivo pensando en el campeonato. El abandono de Marc Márquez, que había llegado a solo dos unidades del líder, sumado a la victoria de Maverick Viñales (Yamaha), fueron dos factores cruciales para que ahora la mejor RC213V se sitúe a 17 puntos de la vanguardia.

El próximo fin de semana  se disputará la sexta fecha del año: el Gran Premio de Italia. A la cita a realizarse en Mugello, Pedrosa llegará como escolta de Viñales. Su historial en el circuito peninsular cuenta con seis podios, dos “poles” e incluso una victoria (2010). Por su parte, Márquez arribará siendo 4°, a 27 de la punta. Como su compañero de equipo, logró allí dos “poles” y un triunfo (2014), mientras que accedió dos veces al “Top 3” (la última el año pasado, cuando fue 2°).

De cara a la competencia, Honda participó del ensayo que el pasado miércoles se realizó en Barcelona, donde se probó el nuevo compuesto delantero que Michelin proveerá a partir de esta fecha. “Tuve menos movimiento adelante, y siento que es más consistente a una vuelta”, explicó Márquez sobre el novedoso neumático, por lo que “mi estilo de conducción se adapta mejor a la moto”.  “Hemos estado aprendiendo sobre su comportamiento, y en base a ello trabajado en el setup. Fue una buena prueba”, añadió Pedrosa.

Será una fecha especial para el mundo del MotoGP, la primera desde la partida de Nicky Hayden. “Va a ser un fin de semana muy emocionante. Fue duro perder a un amigo tan cercano y con el que compartí equipo”, manifestó el catalán, mientras que el oriundo de Cervera destacó que “era un gran piloto y una persona increíble”.