MotoGP

22/05/2017

“Pensé que no iba a ganar”

Maverick Viñales volvió a la victoria en Le Mans tras una incesante lucha con Valentino Rossi en las vueltas finales, que cerca estuvo de perderla.

“Pole”, triunfo y punta del Campeonato. El fin de semana de Maverick Viñales en Le Mans no pudo haber sido mejor, si hasta alcanzó su cuarta victoria en la categoría tras superar en los metros finales a Valentino Rossi, en lo que fue el primer mano a mano del año entre los pilotos de Yamaha.

Todo parecía perdido para el español a solo dos rondas para la bandera a cuadros. “Rossi me hizo un gran adelantamiento porque me bloqueó, y luego me sacó varios metros en la aceleración que me costó recuperar”, destacó Viñales, que en ese momento llegó a pensar "que no iba a ganar”.

Tras recuperar terreno, en el ingreso al último giro la YZR-M1 n°25 estaba prácticamente “pegada” a la n°46. El mal ingreso de Il Dottore en una de las curvas favoreció a Viñales, que logró superarlo. “Valentino sabía que estaba detrás suyo. Él era consciente que si frenaba como siempre lo iba a pasar, yo estaba muy cerca”.

En los últimos virajes se esperaba una lucha rueda a rueda, que sin embargo no llegó a ser tal, producto de que Rossi cayó sobre el asfalto del circuito Bugatti. Así, el camino se le despejó al español, que consiguió el triunfo 500 de Yamaha en el Mundial.  

“Si él seguía adelante hasta el último sector, yo hubiera intentado superarlo, sin dudas, aprovechando que durante todo el fin de semana había sido muy fuerte allí”, sentenció el nuevo líder del certamen, antes de remarcar que iba a buscar sin cuidado la victoria: “ya estaba preparado para tocarme con él”.

El triunfo le cayó como anillo al dedo: “Es muy importante porque en Jerez y Austin las cosas no habían salido bien”. “Llegar aquí, tener de nuevo buenas sensaciones y manejar de la mejor manera es muy bueno y muy importante”, concluyó quién aventaja por 17 unidades al 2°, Dani Pedrosa (Honda).

 

Foto: Yamaha MotoGP