MotoGP

22/03/2017

El campeón, cauteloso

Marc Márquez analizó lo que será el inicio de la temporada del MotoGP, que lo tendrá sobre una Honda con importantes modificaciones técnicas.

A pesar de lograr el título el año pasado, el equipo Honda de MotoGP decidió cambiar diversos elementos de la RC213V, máquina con la que Marc Márquez obtuvo sus tres títulos del mundo.

Las modificaciones principales radican en el motor, particularmente en el orden de encendido de los cilindros (de la configuración “screamer” se pasó a la “big bang”). Esto se presenta como la continuación de las variantes que la firma japonesa incluyó en la planta impulsora del año pasado, tras lo que fue la introducción del cigüeñal contrarrotante.

Debido a ello, Márquez advierte que habrá que ser cautos con el desempeño de la moto en el inicio del torneo. “Mejoró bastante desde el primer día, pero hay que ser conscientes que se cambiaron muchas cosas en la Honda, sobre todo en el motor, por lo que llevará tiempo”, aseguró, antes de añadir que “todavía no llegamos al 100%, pero sé que debemos tener paciencia en estas tres o cuatro primeras carreras”.

“Hasta que lleguemos a Europa no sabremos dónde está cada uno”, agregó. Es que el calendario indica que tras la visita de este fin de semana al circuito de Losail, en Qatar, será Termas de Río Hondo (9 de abril) la plaza que reciba a la categoría reina de las dos ruedas, para luego llegar a Austin, en Estados Unidos (23 de abril). Recién en mayo, el MotoGP estará en el viejo continente, disputando el Gran Premio de España (7 de mayo).

Por lo que espera de la Honda versión 2017, Márquez sabe que “hay que comenzar bien y acumular el máximo de puntos posibles”. Una de las preocupaciones que se ciernen en torno a si podrá lograr un comienzo destacado radica en lo sucedido en las últimas sesiones de pruebas, donde en tres días llegó a caerse en cinco oportunidades. “Saldré con una moto distinta a la de aquellas tandas. Ya sabemos por qué me caí tanto. Igualmente, aún tenemos cosas por probar”, destacó el nacido en Cervera hace 24 años.

Pensando en los posibles rivales que pueda llegar a tener en la lucha por el certamen, Márquez manifestó que “están Maverick (Viñales), Valentino (Rossi) y (Dani) Pedrosa. A la espera de ver cómo se adapta Jorge (Lorenzo) a la Ducati, estos son los que veo más peligrosos, porque en la pretemporada fueron los más constantes”.

Foto: Prensa MotoGP.