MotoGP

27/10/2016

Mejor no hablar de ciertas cosas...

Valentino Rossi y Marc Márquez prefirieron no recordar el polémico incidente que protagonizaron en el GP de Malasia del año pasado.

Durante la conferencia de prensa previa al Gran Premio de Malasia de MotoGP, el italiano Valentino Rossi (Yamaha) y el español Marc Márquez (Honda) no tuvieron más remedio que responder a las preguntas relacionadas con lo sucedido el año pasado cuando ambos protagonizaron un incidente en momento en que peleaban por los primeros puestos.

"Todo lo que tenía que decir de la última carrera del año pasado ya lo he dicho y un año después pienso exactamente igual y es mejor pensar en el final de este año, en estar bien porque hay todavía unos puntos importantes en juego", dijo Rossi, nueve veces campeón del mundo.

“Al final todo vuelve a la normalidad con el tiempo y si no hay nada nuevo que añadir, por mi parte no hay que volver a sacar el asunto", agregó Márquez, ya consagrado campeón de la presente temporada.

El año pasado Rossi y Márquez acapararon toda la atención en Sepang. Mientras Dani Pedrosa (Honda) se iba directo a la victoria, ellos protagonizaron un duelo a puro sobrepasos que finalizó en la sexta vuelta cuando se tocaron y Márquez terminó por el suelo. Las autoridades deportivas pusieron atención al incidente, pero se tomaron su tiempo para dictaminar quién había sido el culpable.

Luego de concluída la carrera, que tuvo a Pedrosa como vencedor seguido por Jorge Lorenzo (Yamaha) y Rossi, se conoció la resolución. Se consideró responsable a Valentino, quien no perdió su posición en la clasificación, pero sí fue penalizado con tres puntos en el carné. En consecuencia, largó desde la última posición en el Gran Premio de Valencia, que cerró el torneo que ganó finalmente su compañero Lorenzo.

Disgustado como pocas veces, Rossi acusó a Márquez de sacarlo de la lucha por el título. “Para mí no es justa la sanción porque así Marc ha ganado la batalla. Su plan ha funcionado bien: me ha hecho perder el campeonato”, dijo. Y luego agregó: “Yo no quería que se fuese al suelo, quería que perdiera su trayectoria, quería mandarlo largo para escaparme. El problema es que nos hemos tocado, pero no es cierto que le haya dado una patada. En las imágenes se ve muy bien que cuando a mí se me resbala el pie, él ya se había caído… Es verdad que el campeonato no está acabado del todo, pero con esta sanción me han cortado las alas”.

Márquez también dijo lo suyo: “Para mí es fácil explicar lo que ha pasado porque se ha visto por la televisión. Yo sentía que podía ser rápido y tomar la punta. Valentino me adelantó, pero vi que él iba muy recto y que me estaba mirando. Él dejó la pierna y me dio una patada que me empujó mi freno y mi brazo. Ha sido una agresión… Rossi ha sido muy bueno durante toda la temporada, pero después de esta acción no se merece ganar el título”.