MotoGP

15/08/2016

#MotoGP: Ducati está de vuelta...

Después de seis años la marca de Bolonia ganó en la clase reina del motociclismo. Fue en el GP de Austria y con doblete de la mano de Andrea Iannone y Andrea Dovizioso.

Dicen que no hay mal que dure cien años y eso lo puede decir ahora Ducati, la legendaria marca italiana que volvió al triunfo en el MotoGP después de una sequía de seis años. El regreso al éxito fue contundente ya que dominó con sus dos pilotos en el Gran Premio de Austria, la décima cita del calendario del Mundial de Motociclismo que se disputó en el Red Bull Ring.

El viernes la marca tuvo su primera alegría de la mano del italiano Andrea Dovizioso, quien fue la referencia con el mejor registro en los entrenamientos. El sábado el mando pasó a Andrea Iannone al quedarse con la pole position. Mientras que el domingo Iannone y Dovizioso, en ese orden, no dieron opciones a sus rivales y cruzaron la meta separados por 938/1000. Así Ducati volvió a celebrar en el escalón más alto del podio después de aquella victoria del australiano Casey Stoner en el GP de Australia de 2010 y logró de nuevo un doblete tras el logrado por Stoner y el italiano Loris Capirosi en el GP aussie de 2007.

Detrás de Iannone y Dovizioso llegó el español Jorge Lorenzo (Yamaha), quien en las primeras vueltas de la competencia llegó a colocarse entre las máquinas italianas. El Top 5 lo completaron el italiano Valentino Rossi (Yamaha) y el español Marc Márquez (Honda), que se mantiene al frente del campeonato con 43 puntos de ventaja sobre Lorenzo.

“Es una sensación increíble. Es muy difícil explicar las emociones que siento. Es mi primera victoria en MotoGP y con Ducati. Empecé en esta categoría con ellos y he trabajado mucho con este grupo para llegar donde estamos. Al final de esta temporada se acaba mi periodo con ellos, pero nos llevamos un gran regalo”, explicó Iannone, quien logró su primer éxito en la clase reina de las dos ruedas en su 61ª presentación.

Irónicamente, Iannone se está despidiendo de Ducati ya que el año próximo correrá para Suzuki; mientras que su lugar será ocupado por Lorenzo. No obstante, le quedará la satisfacción de haberle permitido a la casa italiana volver a festejar en el MotoGP, algo que ni siquiera logró hacer Valentino Rossi durante su efímero paso en 2011 y 2012.

PorDiego Durruty