WTCC

30/10/2017

“Me fui muy feliz de Japón”

Néstor Girolami sumó en Motegi su segundo podio en las últimas dos fechas, bajo condiciones climáticas extremas.

Coincidente con la llegada del WTCC a Asia, Néstor Girolami mostró su mejor cara en la categoría. El cordobés, que venía de ganar en Ningbo (China), volvió a subirse al podio en Motegi (Japón), donde se llevó a cabo la 8ª cita de la temporada.

Para mejor, la jornada de domingo (en la que se desarrolló toda la actividad del fin de semana – salvo un entrenamiento- producto de los tifones que demoraron la llegada de los vehículos desde el continente) no comenzó como hubiese querido el piloto oficial Volvo: un despiste apenas iniciada la práctica libre lo privó de preparar la puesta a punto del S60 Polestar para la clasificación.

Sin embargo, en dicha sesión pudo redondear un excelente trabajo, al ingresar en la Q3 y culminar 3°, por detrás de su compañero de equipo Nicky Catsburg y de Norbert Mischelisz (Honda), el “poleman”.

Largó 8° la primera competencia, disputada bajo piso mojado, y se mantuvo 5° durante buena parte de la contienda. Lamentablemente, un toque con Michelisz le valió un “pase y siga” por boxes, retrasándolo a la 9ª plaza. Finalmente culminó 11°, tras recibir la orden de que dejara pasar a Catsburg, lo que hizo que además perdiera otra ubicación.

“Hice una buena largada y me mantuve 5°, hasta que una maniobra algo complicada de resolver me llevó a un toque con Norbert Michelisz. Me sancionaron y quedé afuera de los puntos, pero recuperé hasta el 8° lugar, cuando fue el momento de darle paso a Nicky Catsburg y cederle mis puntos”, explicó el Bebu.

La lluvia aumentó considerablemente para la segunda carrera. Tal es así que se largó con auto de seguridad. Tras algunas vueltas a fondo, la exigencia se volvió a neutralizar, hasta que apareció la bandera roja que decretó el final. “Una vez que nos dieron velocidad libre, me mantuve sólido en el tercer puesto, hasta que volvió a entrar el ‘safety car’. El piso estaba imposible”, comentó Girolami.

El balance del fin de semana fue positivo: “Me fui muy feliz de Japón, con el nivel que esperábamos tener otra vez, y con el equipo plenamente concentrado en ganar los dos campeonatos”.

También tuvo palabras elogiosas para con Esteban Guerrieri: “Estoy muy contento con sus resultados, en su debut con Honda. Se merecía esta oportunidad”, dijo el bicampeón del Súper TC2000 sobre su compatriota.