WTCC

15/03/2017

Jornada complicada

Fue la que tuvo Néstor Girolami en Monza, donde solo pudo dar cuatro vueltas, producto de la rotura de la dirección del Volvo S60. Fue su último ensayo antes del inicio del certamen.

Tras lo que había sido un día más que positivo, Néstor Girolami no pudo repetir hoy el mismo desempeño en el circuito de Monza. Problemas con la dirección del Volvo S60 marginaron al argentino de prácticamente toda la jornada de pruebas.

Sólo cuatro giros pudo dar antes de que se presentaran los inconvenientes. Llegó a marcar 1m54s107, que lo dejó en el 4° lugar, a 1s610 de Rob Huff (Citroën C-Elysée), que al igual que ayer lideró la tanda. Fue el único Volvo en pista.

En la sesión vespertina nuevamente Huff hizo el “1”, completando 62 vueltas en todo el día. Aquí, el único auto sueco que logró girar fue el de Thed Björk, que se ubicó 8°, a 2s200 del británico.

A pesar de la difícil jornada, Girolami se mostró de buena gana de cara a lo que será el 9 de abril el inicio del certamen: “Tengo buenas sensaciones de cara al debut. Me siento como en casa en el equipo y rápidamente establecimos una forma de trabajar, lo que nos permitió dar pasos importantes” aseguró el Bebu.

Por su parte, Esteban Guerrieri, que iba a ser parte de la jornada de hoy con el Chevrolet Cruze del Campos Racing, no pudo girar debido a que la planta impulsora del mismo no llegó a tiempo al trazado italiano.

 

Foto: @CyanRacing