WTCC

08/08/2016

#WTCC: Pechito y su gran domingo

Con un quinto puesto y un triunfo, José María López redondeó un gran fin de semana en Termas de Río Hondo y va derecho a su tercer título en el Mundial de Turismo.

No hay nada que hacer. Cada vez que el Mundial de Turismo visita el Circuito Internacional de Termas de Río Hondo hay un piloto que se destaca sobre el resto y que es argentino: el cordobés José María López. Como lo hizo en 2013, cuando debutó en la categoría con un triunfo con un humilde BMW 320, y como sucedió en 2014 con el doblete conseguido con un Citroën C-Elysée oficial y en 2015, cuando volvió a festejar en una de las dos competencias, Pechito se lució este año con un destacado quinto puesto en la primera carrera y el triunfo en la segunda para ampliar su colección que ya llega a 28 laureles.

El piloto del Citroën Total WTCC tuvo un buen sábado que coronó con la pole position, que llegó después de aprovechar una penalización a Esteban Guerrieri. El piloto de Mataderos, que debutó con un Chevrolet Cruze del Campos Racing, había sido el más veloz, pero perdió su registro por no respetar el tiempo para salir a la pista en la Q3.

Hasta ahí las expectativas eran buenas para el cordobés ya que largaba décimo en la primera carrera y desde la pole en la segunda. Sin embargo, el domingo amaneció con una noticia que hizo tambalear todo lo bueno que se había realizado hasta ese momento: la decisión del equipo de cambiar el motor de su auto “por una cuestión de seguridad”.

La consecuencia fue largar último en la primera prueba, pero una vez más nada detuvo al de Río Tercero que fue ganando puestos y completó el Top 5 de la carrera que ganó el inglés Tom Chilton (Citroën C-Elysée).

Pero fue en la segunda competencia en la que López sacó a relucir todo su talento y agresividad. Partió mal y fue superado por el noruego Norbert Michelisz (Honda Civic), pero no se conformó con el segundo puesto, algo que de por sí era un buen resultado. Motivado por el fervor del público y confiado por la confiabilidad que ya había mostrado su auto, López fue al ataque de Michelisz y logró superarlo en la séptima vuelta de las 14 pactadas con una gran maniobra que hizo estallar las tribunas.

“Ya me había puesto a la par de Norbi en varias oportunidades, pero no tenía posibilidad de pasarlo. Así que decidí empezar a preparar la maniobra en ese sector para intentar superarlo entre las curvas 7 y 9. Afortunadamente, todo salió bien porque Michelisz se distrajo con mi compañero Yvan Muller, que también estaban peleando con nosotros, y eso me permitió meterle el auto por adentro y ganarle el primer puesto”, explicó López.

“Me hubiese gustado estar en la tribuna porque me imagino que a la gente le gustó”, agregó el cordobés, que así le puso el moño a un domingo brillante que le permite mantenerse como puntero del campeonato e incluso con más diferencia sobre el portugués Tiago Monteiro (Honda Civic). Llegó a esta prueba con 101 puntos de ventaja sobre el europeo y se fue con 117 unidades cuando restan 220. Sí, la tercera corona de José María López en el WTCC está más cerca que nunca.

PorDiego Durruty