WTCC

30/07/2016

#WTCC: Pechito, un tipo con calle

José María López, bicampeón Mundial de Turismo, protagonizó un City Tour por Buenos Aires en la previa de la carrera en Termas de Río Hondo de la semana próxima.

La llegada del bicampeón Mundial de WTCC, el piloto argentino José María “Pechito” López, para disputar una nueva fecha del certamen en Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) el 7 de agosto, coincidió con el anuncio de la filial local de la próxima comercialización del Nuevo Citroën C-Elysée; motivos más que suficientes para que la ciudad de Buenos Aires viva un evento singular y sea el escenario de un encuentro único.

El encuentro se programó en el Museo Nacional de Arte Decorativo en el barrio de Palermo, y recibió desde temprano a los medios prensa, invitados especiales, autoridades de Citroën y de Total y el staff técnico de Citroën Racing. La llegada de Pechito López –en un flamante C-Elysée– convulsionó la tranquilidad del sábado y los primeros aplausos coronaron la llegada del Bi Campeón del Mundo.

El marco fue propicio para un momento muy emotivo: los chicos de la “Fundación Bacigaluppo” –que, a través del deporte, fomenta en niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual nuevas herramientas de desarrollo y evolución– le entregaron al piloto Citroën (padrino de la institución) una medalla de oro coronándolo “Campeón del Corazón”. Éste lo retribuyó con la donación del buzo antiflama, su “vestimenta de trabajo” con la que habitualmente compite para que, autografiado en el momento, se ponga a subasta con el fin de recaudar fondos.

A la hora programada el sol se asomó, primero tibiamente, y saludó al piloto más importante que tiene la Argentina en el plano internacional… pero no hizo falta mucho más para sentir el auténtico calor y color que serían los denominadores de la jornada: apenas se encendió el Citroën C-Elysée WTCC las calles de la ciudad capital vibraron para recibir al piloto cordobés.

Además de los miles de fanáticos que acompañaron y siguieron la extensa caravana, un ómnibus de techo abierto transportó a los invitados que gozaron de una visión privilegiada durante todo el desarrollo.

Primero por el barrio de Recoleta, después por la Avenida 9 de Julio con una parada en el mismísimo Obelisco porteño: allí José María López “estacionó” su Citroën C-Elysée WTCC y con una gran bandera argentina arropándolo se tomó fotos con todos los fanáticos y seguidores que se congregaron rápidamente para vivir un momento que se sabía irrepetible.

El automóvil del bicampeón encendió nuevamente sus motores, volvió a tronar la tarde, se estremeció asfalto en cada acelerada y puso norte al destino final: la Plaza de Mayo y la explanada de Casa Rosada donde los dos Citroën C-Elysée (el que ganó en todos los circuitos del mundo y su similar de calle que estará próximamente a la venta) brindaron el marco ideal para las últimas fotos de rigor y distintas salidas en vivo parta la televisión.

“Es muy lindo, emotivo, compartir esto con la gente, jamás pensé que iba a conducir mi auto de carreras por las calles de Buenos Aires poder devolver, en un espectáculo único, todas las manifestaciones que me da la gente. Espero ganar por ellos y por Citroën Racing, son un equipo increíble”, afirmó López, que el domingo será homenajeado durante los 200 Kilómetros de Buenos Aires del Súper TC2000.

La semana continúa con una agenda intensa de actividades para “Pechito” López y todo el Citroën Total WTCC… pero sin perder el objetivo de su llegada a la Argentina: cosechar en el circuito de Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, la mayor cantidad de puntos que aseguren el Campeonato Mundial de Constructores y al piloto cordobés su tercera y consecutiva Corona Mundial.