WTCC

19/04/2016

Pechito: ''Se siente raro no liderar el torneo''

Hangouts de por medio, CORSA habló con José María López, el actual campeón del WTCC. Pechito no dejó tema sin tocar.

 Dos días después de su gran triunfo en Eslovaquia, CORSA habó con José María López respecto a las sensaciones que le dejó la segunda fecha del Mundial de Turismo. El piloto del equipo oficial Citroën habló de cómo fue el éxito conseguido en la segunda carrera, el sistema de penalización de la categoría, el hecho de estar segundo en el certamen, su futuro deportivo y la invitación que le hicieron para correr en los 200 Kilómetros de Buenos Aires del Súper TC2000.


LA VICTORIA EN ESLOVAQUIA: “Sabía que la partida iba a ser importante. Largué bien y eso cambió un poco el panorama. Promediando la tercera vuelta empiezo a sentir un ruido grande en el auto, una vibración muy fea. En ese momento parecía que cada metro que hacía iba a terminar en abandono. Perdí el segundo y pico que tenía de ventaja sobre Nicky Castburg, quien luego me pasó. Pero decidí seguir. Cada giro que pasaba parecía el último hasta que al llegar al décimo le dije a mi ingeniero que si el auto se tenía que romper se iba a romper, pero que el ritmo no era malo. Además, veía que Castburg estaba perdiendo muchísimo. Lo salí a buscar y lo pasé en la última vuelta. Fueron puntos caídos del cielo porque si uno ve el problema que tuvo el auto, en mil veces que te pasa algo así el auto siempre se rompe. El inconveniente fue que para esta competencia desconectamos la barra trasera, se soltó y se metió entre la llanta y el disco de freno. Y eso producía el ruido cuando doblaba a la derecha. Además, cuando el auto rolaba la barra se metía entre los rallos de la llanta al punto que terminó ‘comiendo’ todo el anillo, algo que podría haber provocado que se saliera la goma entera en una curva. Por eso haber llegado y haber ganado fue un milagro. Es una victoria que pongo en un escalón especial porque nunca me tocó sufrir una carrera de esta manera, es decir sentir que algo en el auto estaba mal y que tenía que hacer lo necesario para aguantar. Más con todo lo que está en juego. Por eso cuando crucé la meta exploté”.


SUS MEJORES TRIUNFOS: “La victoria que más disfruté de las que logré es la de Nürburgring el año pasado por todo lo que significa correr en esta pista y haber sido mi primera vez. También están todas las veces que gané en la Argentina porque es muy emotivo escuchar el himno en tu propio país con todos tus compatriotas coreándolo. Y la última del podio sería Macao por todo lo que significa la pista, que es única”.


LA PENALIZACIÓN POR PESOS: “En mi opinión, el sistema que usa la categoría para emparejarla es uno de los motivos que lleva a Citroën a alejarse a fin de este año. Creo que hasta 60 kilos es algo lógico, pero 80 kilos son directamente para ‘matar’. Hasta ahora les viene saliendo porque Honda está delante de nosotros en los dos campeonatos. Pero si uno analiza bien los resultados y el peso que tenemos, te das cuenta que el Citroën C-Elysée igual mejoró con respecto al resto. Con esos 80 kilos en Paul Ricard perdimos 1,2 segundos y en Eslovaquia, 1,4 segundos. Es mucha la diferencia. Cuando uno está dentro del juego, juega; pero es algo que te molesta porque están penalizando a la capacidad… Por los cálculos que sacamos, en la fecha de Hungría de este fin de semana Honda tendrá 70 kilos, Lada a 50 y Volvo y Chevrolet estarán en 0. Así que la cosa estaría un poco más pareja. Por eso tendremos que aprovechar para recuperar la punta en los dos torneos. Pero más allá de eso, el arranque del año fue fantástico. Yo me comparo mucho con Yvan Muller, mi compañero, porque cuando los autos estén todos con los pesos que tienen que estar será mi rival directo. Por supuesto que sé que no corro contra él sólo y que le tengo que ganar a todos para revalidar la corona”.


EL SEGUNDO PUESTO EN EL CAMPEONATO: “Se siente raro no liderar el torneo porque estuve al frente desde que comencé con mi relación con Citroën en 2014. Pero eso no cambia que considere que tuve un buen arranque de campeonato con dos triunfos en cuatro carreras. Sé que ahora el que lidiará con los kilos será Tiago Monteiro, así que tengo que aprovechar eso”.


SU FUTURO DEPORTIVO: “En junio se comenzará a abrir un poco el panorama y se verá qué hay. Nicolas Todt, mi manager, recibió algunos llamados, pero yo ya dije que no voy a hacer nada hasta junio. Primero por un tema contractual y por otro lado porque tengo un título que defender, que esta vez es algo muy difícil de lograr por el tema de los kilos. Mi objetivo es volver a ganarlo porque sé que eso me ayudará para el futuro. En algún lado voy a correr, no es que me voy a quedar en mi casa”.


200 KM DE BUENOS AIRES: “Me invitaron, pero tengo que pedir autorización a Citroën. Es algo que tengo que hacer a fines de este mes. Ahí le podré contestar a quienes me invitaron si lo puedo hacer o no. Obviamente que me gustaría, pero dependerá de que me deje mi equipo”.

PorDiego Durruty