WRC

30/11/2018

Ogier ya se subió al Citroën

El múltiple campeón del mundo volvió a conducir una máquina del Doble Chevrón en Portugal, donde hoy completaba su segundo día de pruebas. Esapekka Lappi, su flamante compañero de equipo, también giró.

En Algarve, Portugal, Citroën realizó su primer ensayo con su alineación de pilotos de la próxima temporada. Tanto Sébastien Ogier como Esapekka Lappi completaron sus primeros kilómetros al mando del C3 WRC, con el que buscarán devolver a la marca francesa a la lucha por el título.

Gracias a las libertades brindadas tanto por el M-Sport (con el que Ogier mantiene contrato hasta fin de año) como por el Toyota Gazoo Racing (mismo caso para Lappi), ambos competidores giraron con sus nuevas máquinas. Si bien Citroën no informó en detalle sobre lo acontecido en estas cuatro jornadas de ensayos (dos para cada piloto), las mismas, realizadas sobre caminos de tierra, se habrían desarrollado sin mayores dificultades.

El próximo paso, al menos para Ogier, será probar el C3 WRC en asfalto, algo que realizará previo a las fiestas de fin de año y durante dos días. Este ensayo tendrá como eje la preparación para el Rally de Montecarlo, a disputarse del 24 al 27 de enero del año próximo.

Tras siete años, Ogier volvió a subirse a un Citroën.

Tras siete años, Ogier volvió a subirse a un Citroën.