WRC

18/05/2018

Accidentado viernes en Portugal

Cinco de los principales animadores del WRC (incluido Sébastien Ogier) debieron abandonar tras diversos imprevistos. Thierry Neuville aprovechó y tomó el liderazgo del rally.

Realmente complejo fue el segundo día de actividad del Rally de Portugal para los principales animadores del Campeonato Mundial de Rally. Nada menos que cinco de los mejores pilotos de la categoría debieron abandonar, en una jornada donde los caminos de tierra y piedra fueron protagonistas.

El primero en desertar fue Ott Tänak (Toyota). El estonio, vencedor en nuestro país y líder del rally tras su éxito en la primera prueba especial, sufrió problemas de refrigeración luego de golpear una roca en la PE2, por lo que el Toyota Gazoo Racing decidió retirar el auto para el resto de la jornada. En el siguiente tramo fue uno de sus compañeros de equipo, Jari-Matti Latvala, quién dijo adiós al romper la suspensión.

Con el correr del día, se sucedieron más bajas: en la PE5, la primera de la tarde, nada menos que Sébastien Ogier (Ford) debió desertar, tras terminar en una arbolada como consecuencia de haber golpeado contra un montículo de tierra.

Paddon, uno de los que desertó.

Paddon, uno de los que desertó.

Finalmente, la PE7 sería traumática para Hyundai, que por única vez en el año se encuentra empleando cuatro vehículos. Dos de ellos, los de Andreas Mikkelsen y Hayden Paddon (este último venía liderando el rally, venciendo incluso en la PE2), no lograron finalizar el recorrido: el noruego sufrió problemas mecánicos, mientras que el neozelandés se accidentó duramente, debiendo ser hospitalizado por precaución.

A pesar de estos imprevistos, Hyundai también tiene que concentrarse en obtener la victoria, ya que sus restantes máquinas que finalizaron la etapa ocupan el “Top 3” en el clasificador general. Quien comanda es Thierry Neuville, que se impuso en las últimas cuatro secciones del día, por lo que lidera con un tiempo de 1h37m30s7. Lo separan 17s7 de Elfyn Evans (Ford) y  23s4 de Dani Sordo, que con el restante i20 Coupé asiático se impuso en la PE4.

El 4° lugar es para Teemu Suninen (Ford), mientras que el mejor Toyota es el de Esapekka Lappi (5°). Los Citroën de Mads Ostberg, Kris Meeke (vencedor de las PE3 y 5) y Craig Breen coparon del 6° al 8° lugar, por delante de los WRC2 de Gus Greensmith (Ford) y Lukasz Pieniazek (Skoda), que cerraron los diez mejores.

Párrafo aparte para lo hecho por Meeke en los tramos realizados en Porto. El británico, tras luchar por la victoria hasta la PE6 (un pinchazo lo retrasó), participó de los últimos dos parciales, disputados en medio de la capital portuguesa, ¡sin el neumático trasero izquierdo!, lo que le permitió mantenerse entre los de punta en el global.

 

 

La actividad continuará mañana, con la disputa de seis especiales, que totalizarán 164,54 kilómetros de velocidad.