WRC

02/03/2018

"Vuelvo por diversión”

El francés Sébastien Loeb explicó los motivos de su retorno al Rally Mundial a través de un programa reducido de pruebas.

La temporada 2018 del Rally Mundial, de la cual ya se disputaron dos fechas (Montecarlo y Suecia), marcará el retorno del francés Sébastien Loeb, verdadera leyenda de la especialidad gracias a sus nueve títulos consecutivos y 79 victorias.

Seb dejó la categoría a fines de 2012 y a partir de ahí se dedicó a otros desafíos como el Mundial de Autos de Turismo y el Dakar. No obstante, siguió en contacto con el WRC a través de algunas participaciones esporádicas. En 2013, por ejemplo, disputó cuatro carreras y ganó dos (Montecarlo y Argentina) y en 2015 compitió en una sola prueba. Este año Loeb volverá a tener un programa reducido con solo tres intervenciones: México (8 al 11 de marzo), Córcega (5 al 8 de abril) y España (25 al 28/10). Y siempre defendiendo el honor de Citroën, marca con la que logró todos sus éxitos.

“Disfruto mucho de todas las disciplinas del automovilismo, pero la sensación que tengo sobre un coche de rally es algo diferente. Además, los autos nuevos se ven bien y van rápido”, sostuvo Loeb al momento de explicar el motivo de la decisión de su vuelta.

Para este regreso Seb eligió aquellas carreras que no se superponían con sus compromisos en el Mundial de Rallycross y en las que se siente más cómodo. “Quería hacer una sobre tierra y México apareció como una buena elección. Córcega es la fecha francesa, así que no podía negarme. Mientras que España es un gran desafío por tener una superficie mixta con tierra y asfalto. Es ideal para tener una sensación diferente”, contó.

Pese a su alejamiento del Rally Mundial, Loeb hizo un buen análisis del presente de la especialidad. “Parece que hay menos dominio que en el pasado conmigo o con Sébastien Ogier. Está más abierto, por lo que lo hace más emocionante. El nivel está equilibrado”, dijo.

Aunque su talento y velocidad están intactas y es firme candidato a ganar en cualquiera de las tres competencias que eligió, el propio Loeb es cauto con sus posibilidades: “No me presiono mucho porque sé que será complicado. No conozco estos autos nuevos, así que tengo que descubrirlos. No tengo un objetivo preciso, vuelvo por diversión”. ¿Será realmente así?

PorDiego Durruty