WRC

19/04/2017

Un campeón exigente

Sébastien Ogier le pidió a su equipo más fiabilidad en su auto. El francés llega como líder del WRC al Rally de Argentina.

A base de regularidad, el francés Sébastien Ogier se mantiene al frente del Mundial de Rally. Sin embargo, el piloto del M-Sport está preocupado con el rendimiento que mostró su Ford Fiesta WRC en el último Tour de Córcega, en el que salió segundo detrás del belga Thierry Neuville (Hyundai).

“Por suerte para nosotros sumamos puntos realmente buenos, incluso mejor de lo que esperaba, pero la fiabilidad nos decepcionó. Eso fue decepcionante, sobre todo porque estaba preparado para una batalla muy bonita con Thierry”, afirmó el cuádruple campeón.

“Tuvimos la velocidad para luchar con Neuville, pero hubo algunos problemas técnicos, no sólo en mi coche, sino también en los autos de mis compañeros. Eso es algo que el equipo tiene que solucionar porque no queremos estar en esta situación estresante otra vez”, agregó.

Ogier llegó al M-Sport después de la decisión del equipo Volkswagen de abandonar la categoría. Debutó con el team de Malcolm Wilson con una victoria en el Rally de Montecarlo, luego terminó tercero en Suecia y segundo en México y Francia. Esos resultados le permiten llegar al Rally de Argentina, que se disputará en Córdoba del 28 al 30 de abril, con 13 puntos de ventaja sobre el finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota).

PorDiego Durruty