WRC

14/03/2017

Un triunfo para la historia

¿Por qué la victoria del inglés Kris Meeke y Citroën en el Rally de México revitalizó al WRC?

La versión 2017 del Rally Mundial no para de dar satisfacciones a los fanáticos de los derrapes. Es que no se repitieron ganadores en ninguna de las tres fechas ya disputadas. En Montecarlo se impuso el francés Sébastien Ogier (Ford), en Suecia, el finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota) y en México, este domingo, el británico Kris Meeke (Citroën).

¿Hace cuánto que no pasaba algo así? Mucho. La última vez que ganaron tres pilotos diferentes en el arranque de un torneo fue en 2011 con los éxitos del galo Sébastien Loeb (Citroën), en Suecia; el finés Miko Hirvonen (Ford), en México; y Ogier (Citroën), en Portugal.

Pero hay que remontarse a 2000, cuando se estrenaron los WRC, para ver éxitos de marcas distintas. En aquella oportunidad las primeras tres citas del certamen (Montecarlo, Suecia y Kenya) quedaron para Mitsubishi, de la mano del finlandés Tommi Makinen; Peugeot, con su compatriota Marcus Gronholm; y Subaru, con el recordado inglés Richard Burns.

En territorio azteca Meeke fue amo y señor y eso le permitió lograr su cuarta victoria en la especialidad. Aunque fue con un susto ya que en el Power Stage, la última prueba especial de la carrera que otorga puntos, se salió de la pista después de un espectacular salto. Sin embargo, eso no le impidió mantener a raya a Ogier y ganarle por 13,8 segundos. El podio lo completó el belga Thierry Neuville (Hyundai), quien llegó a casi un minuto del vencedor.

PorDiego Durruty