WRC

12/12/2016

Así es el nuevo Ford Fiesta WRC

El equipo M-Sport del Rally Mundial presentó el nuevo Ford Fiesta WRC que utilizará en la próxima temporada.

Finalmente, el equipo M-Sport de Malcom Wilson presentó en sociedad el nuevo Ford Fiesta WRC que utilizará en la temporada 2017 del Rally Mundial y que se adapta al reglamento que entrará en vigencia el próximo año.

Basado en el nuevo Fiesta, la carrocería aprovecha al máximo el margen que se ha permitido para trabajar la aerodinámica con un difusor delantero y otro trasero, deflectores y un enorme alerón posterior.

Más potente que el anterior Fiesta RS, esta versión ofrece 380 CV 450 Nm de par a través de un motor de 1600 centímetro cúbicos e inyección directa, con una brida de admisión de 36 milímetros.

Toda esa potencia se transmite a las ruedas mediante una nueva caja de cambios secuencial de seis velocidades con accionamiento hidráulico, embrague multidisco y diferencial central activo.

Los amortiguadores, tipo MacPherson, están firmados por Reiger, y también han sido rediseñados. Llevan depósito externo, y se pueden ajustar en tope y caída. Mientras tanto, los discos de freno son ventilados, con pinzas monobloque de cuatro pistones.

La adquisición de datos del chasis y del motor permite a los ingenieros realizar diagnósticos en carrera y evaluar el rendimiento. En el interior, hay disponibles dos pantallas sobre el torpedo, tanto para el piloto como para su navegante.

La mejora de la seguridad también ha sido clave en el proceso de desarrollo. Una jaula de acero T45 está soldada al chasis, con refuerzos estructurales en las puertas y una gruesa capa de espuma alrededor de los asientos del coche, que ha pasado de 60 litros a un mínimo de 95, para absorber la energía en los impactos laterales.

"Más del 95% ha sido diseñado desde cero. Nuestro equipo ha tenido a su disposición todo lo que ha requerido para producir el mejor coche posible. No se ha ahorrado en nada. Comenzamos la temporada 2017 con un objetivo en mente: volver al primer escalón del podio", aseguró Wilson.

El nuevo modelo acumuló ya más de 6.000 kilómetros de ensayos y entre los que lo probó está el francés Sébastien Ogier, actual campeón de la especialidad y quien podría correr en el M-Sport tras el alejamiento de Volkswagen.