WRC

03/08/2016

#WRC: La regla que detuvo a Ogier

Sebastien Ogier, tricampeón del Mundial de Rally, hace seis carreras que no gana y es su peor racha desde que reina en el WRC. ¿El motivo? La normativa que lo obliga a abrir los caminos en cada PE por ser el líder del torneo.

La regla de abrir ruta al líder del campeonato en cada prueba especial está complicando muchísimo al francés Sébastien Ogier, tricampeón del Rally Mundial. Se trata de una penalización que está provocando que el piloto del equipo oficial VW esté pasando una de sus peores rachas desde que está reinando en la especialidad ya que hace seis fechas que no gana.

Ogier empezó el año con las victorias en Montecarlo y Suecia, pero luego fue mermando su performance justamente por la reglamentación vigente. Fue segundo en México y Argentina, tercero en Portugal e Italia, sexto en Polonia y 24° en Finlandia. No obstante, los seis podios conseguidos en las primeras seis citas le permiten aún mantenerse al frente del certamen con 45 puntos de ventaja sobre su compañero noruego Andreas Mikkelsen, quien no tuvo un buen arranque de temporada.

El francés ya se quejó en reiteradas oportunidades de esta normativa y hasta amenazó en retirarse de la categoría sino hay un cambio. “Si esto sigue así, no seguiré mucho tiempo. No disfruto corriendo siempre con hándicap. Pero creo que esto podría cambiar. Parece que ya todo el mundo se está dando cuenta de lo que sucede, la prensa, los otros equipos, los otros pilotos, los aficionados… que comprenden que no es normal esta situación, y se están buscando cambios, un reglamento más deportivo para el futuro. Pero, si sigue así, no el año que viene, pero no estaré mucho aquí. Preferiré quedarme en casa”, afirmó.

Sin embargo, esto que tanto perjudica a Seb, ha mostrado ser una variante interesante para los aficionados que están viendo más pilotos ganadores que en años anteriores. En 2013, cuando Ogier logró su primera corona, ganó nueve de las 13 pruebas y le dejó las otras celebraciones a su compatriota Sébastien Loeb (con dos éxitos), su compañero finlandés Jari-Matti Latvala y el español Dani Sordo (Citroën). En 2014, Ogier se impuso en ocho carreras y el resto de los triunfos fueron para Latvala (4) y el belga Thierry Neuville (Hyundai). Y en 2015 el francés volvió a imponerse en ocho competencias dejando el resto para Latvala (3), Mikkelsen y el inglés Kris Meeke (Citroën).

Aunque a Ogier no le simpatice la idea, el 2016 ha tenido una cifra de vencedores distintos realmente alta. A sus dos éxitos se suman otros dos de Meeke, uno de Mikkensen, uno de Latvala, uno del neocelandés Hayden Paddon (Hyundai) y otro de Neuville.

A pesar de las quejas del tricampeón, que igual parece encaminado a su cuarta corona consecutiva, la FIA acertó con la normativa y ahora la categoría tiene ya seis ganadores distintos cuando aún restan seis fechas para bajarle la cortina al 2016. Motivos suficientes para mantenerse en una postura, mal que le pese a Ogier…

PorDiego Durruty